Alex Ubago nació en Vitoria, aunque desde muy pequeño ha vivido en san Sebastián. Era un chico tranquilo que hacía la típica vida de un joven de su edad, saliendo hasta las tantas,estudiando, interesandose por las chicas, y de una forma casi casual por la música y la composición. Le llegó su oportunidad y la aprovechó. En su profesión da un paso detrás de otro sin precipitarse. Y lo mismo hace en su vida privada, de la que se sabe poco. Mantiene las distancias con la prensa rosa, es discreto y tiene muy claro lo que quiere y lo que no. Si tuvieses una cita a ciegas con él, a juzgar por la sensibilidad y buen sentido que transmiten de las letras de sus canciones, tendrías una velada, muy romantica y especial.