Comienza la cuenta atrás para la gala de Miss Universo 2015. Desiré Cordero, modelo sevillana de 21 años edad, podría hacer realidad su sueño y alcanzar el ansiado título.

Falta muy poco para saber qué candidata se hará con el título de la mujer más bella del universo. Desiré Cordero parte como una de las favoritas en todas las casas de apuestas. La representante española se enfrenta a uno de los momentos más importantes de su vida y nos cuenta cómo está viviendo la experiencia.

Mujerhoy.com. ¿Qué te motivó a presentarte a Miss Universe Spain?

Desiré Cordero: Pues el hecho de poder representar a España en Miss Universo como hizo el año pasado Patricia Rodríguez en Rusia. 

MH: ¿Te esperabas ganar?

DC: No, para nada. En Miss Universe Spain el nivel de candidatas era exquisito y todo podía pasar. Estaba segura de mí misma pero es el jurado el que tiene la última palabra.

MH: Para ti, ¿qué es ser una Miss?

DC: Para mí ser una miss es ser una embajadora. Tanto de un país como de una cultura. Tanto de un pueblo o nación como de una causa. Es la imagen pública de un país, es una mujer actual que puede servir para inspirar a chicas del siglo XXI a conseguir sus metas con valores tan importantes como son el trabajo, el esfuerzo y la pasión con la que se hagan las cosas para obtener cualquier resultado deseado en esta vida.

MH: ¿Cómo ha sido tu preparación para Miss Universo?

DC: Pues muy intensiva. Por desgracia fui coronada en Madrid el 28 de octubre y he tenido muy poquitos meses antes del nacional pero creo que sí que me ha dado el tiempo necesario para venir "decentemente" con una base de conocimientos de todo un poco (cultura general, maquillaje, peluquería, estilismo, protocolo, oratoria, pasarela, nutrición, entrenador personal...). La nueva Organización BE MISS fomenta mucho la formación y preparación y sinceramente es algo que apoyo y agradezco, porque luego vienes a Miss Universo y no te sientes perdida y estás a la altura de otras candidatas que vienen muy preparadas.

MH: Después del segundo puesto alcanzado por Patricia Yurena, ¿te ves llegando a lo más alto, has visualizado el momento?

DC: Sí. De hecho si he venido es a ganar. Patricia para mí debió ganar pero ojalá pueda conseguir lo que ella no pudo y cerrar ese ciclo que está pendiente en todas nuestras mentes y corazones. De este modo, podré darle a España esa alegría y motivo de orgullo tan grande como es ganar un Miss Universo. Creo que ya es hora de recibir buenas noticias también que buena falta nos hace.

MH: ¿Cuál dirías que es tu punto fuerte para alzarte con la corona?

DC: Las ganas de trabajar, de aprender. Mi actitud ante las situaciones y mi positividad. Me considero responsable y comprometida y más si se trata de algo que me gusta, como sería este trabajo y esta oportunidad. Soy transparente, sin caretas ni antifaces. Espero que se haya podido reflejar en la entrevista con el jurado.

MH: ¿Cómo es la experiencia, es tal y cómo imaginabas?

DC: Pues me la imaginaba más dura. La Organización lo tiene todo planificado para que descansemos de vez en cuando y como somos 88 nos dividen por grupos. Me gusta tanto estar participando que creo que se me nota cada día. Estoy disfrutándolo al máximo.

MH: ¿Cómo ves al resto de participantes?

DC: Pues en general el nivel está muy bien. Los países latinos vienen fuerte porque sus candidatas vienen preparadas y como se celebra en Miami también cuentan con mucho apoyo, pero no me preocupa. España también está presente y espero que se esté notando.

MH: ¿Quién es tu favorita?

DC: Hay chicas bellísimas. Colombia y México me encantan. Y espero que Guatemala esté entre las finalistas también.

MH: En los últimos años, las operaciones de estética se han aceptado a la hora de presentarse al certamen, ¿estás a favor, en contra… o te da lo mismo?

DC: A mí me da igual. El operarse va en la psicología y bienestar de cada persona. Si a su vez le sumamos que no hay ninguna cláusula que impida a una chica operada presentarse ¿qué más dará? No por operarte más vas a estar más guapa, y hay muchos casos públicos y conocidos al respecto, no es ninguna novedad. Operada o no el jurado valora también otras cosas (forma de ser, entrevista, manera de actuar, la actitud en el escenario...). Por tanto, no estoy en contra. Que cada persona haga con su cuerpo lo que quiera si su felicidad está por encima de todas las cosas.

MH: En las apuestas estás situada entre la terna de favoritas… ¿Es algo que comentáis entre vosotras?

DC: Entre nosotras comentamos nuestras favoritas personales, pero tampoco nos obsesionamos mucho. Es una semana intensa de ensayos para que todo salga perfecto el domingo y estamos centradas en otras cosas (yo personalmente también lo prefiero así).

MH: Cuando pase Miss Universo, ¿qué te gustaría hacer o dónde te ves?

DC: Pues no lo sé aún. Llevo trabajando como modelo desde los 15 años y gracias a Dios no me ha faltado trabajo hasta ahora. He vivido en Turquía, en Milán....Gane o no gane seguramente en principio lo enfocaré a la moda que es donde más cómoda me siento y a lo que más acostumbrada estoy, pero no me cierro a ese campo, cualquier propuesta es bienvenida.