El gran icono de belleza y estilo de la última década nos sirve de inspiración para elegir nuestros peinados de día y de noche para este verano. Y los expertos de Kérastase nos explican cómo conseguir sus looks.

Si una mujer ha marcado las tendencias de belleza y estilo de la última década, esa ha sido Kate Moss. La reina de la pasarela y el 'street style', la 'rebelde con causa' de la moda y la mujer que reinventó el concepto de 'top model', es también la musa de Luigi Murenu, Director Artístico de la línea Styling Alta Costura de Kérastase. Y, por supuesto, nuestra mejor inspiración para elegir nuestros peinados de día y noche de este verano.

Durante el día... una desenfada melena 'surfera'

El verano está para salirse de la rutina y relajarse, también en cuanto a detalles 'beauty' se refiere. Así que al igual que optamos por looks más desenfadados, y un maquillaje ligero, nuestro peinado se deja mecer por la brisa del mar y sus olas y encuentra la inspiración entre las playas de la soleada California y las tendencias 'grounge' del Londres más 'underground'.

Con una textura flexible, un efecto muy natural y un acabado de ondas ligeras y poco definidas, la melena de estilo 'surfero' que se consigue con los productos de la línea Diseño de Styling Alta Costura de Kérastase nos invita a un verano relajado pero con mucho estilo, con un punto de rebeldía, pero muy femenino y sensual. Como Kate Moss...

Para la noche... vuelven las ondas 'retro' de Gilda

Y nadie mejor que Kate Moss para recuperar el glamour de las grandes divas del cine clásico y transportarnos a la exclusiva Costa Azul francesa, a Cannes, a Mónaco o a Saint Tropez con una melena sofisticada que apuesta por las grandes ondas marcadas y el volumen, perfecta para nuestras citas más especiales del verano cuando cae la noche.

Trabajada, brillante, sublime... Este peinado, que quedará espectacular con la línea Styling Alta Costura de Kérastase, nos imprime un toque de misterio pero también de romanticismo, de seguridad y confianza en una misma, de erotismo y sensualidad. De elegancia y un estilo único, como si la calle fuera nuestra particular alfombra roja y las estrellas y la luna de verano, los 'flashes' de los paparazzi.