La alfombra roja de la 28 edición de los Premios Goya, que se celebró este domingo en el Centro de Congresos Príncipe Felipe de Madrid, se convirtió también en un desfile de peinados. 

Cuando decimos que una actriz ha ido elegante, que ha brillado en alfombra roja, no solo nos referimos a su vestido. El peinado también es una pieza clave para conseguir un look perfecto. En esta edición de los Premios Goya los recogidos han sido los grandes protagonistas. Los que más destacaron fueron el de Paula Echevarría, que optó por un moño bajo con raya en el medio; el de Norma Ruiz, un gran moño trenzado alto; o la galardonada Marian Álvarez, que lo llevó con flequillo y tupé. 

También hubo melenas sueltas, tanto lisas como con ondas que derrocharon glamour. Entre ellas la de Mar Saura, que estuvo espectacular con su cabellera ondulada a un lado; Juana Acosta, con una melena larga lisa de infarto, o la dulce Macarena García, con un semirrecogido de trenzas.