Sobre la alfombra roja de los Premios Óscar no sólo desfilaron algunos de los vestidos más espectaculares del mundo, también fue una pasarela de tendencias en lo que se refiere a recogidos de fiesta. El recogido bajo se impuso en una noche llena de glamour en el Teatro Dolby de Hollywood. 

El moño bagel de Penélope Cruz, los recogidos trenzados de María Menounos y Camila Alves y los semi recogidos con aire despeinado como el de Emma Watson o el recogido con mechón suelto de Julia Roberts, o los bucles a un lado de Sandra Bullock fueron algunos de los peinados que más llamaron la atención en la noche de los Oscars 2014.

Gustó especialmente el recogido chignon con aire relajado que lució Olivia Wilde, así como el inusual super alisado por el que apostó Naomi Watts y que resultó especialmente favorecedor. 

Cate Blanchett, flamante ganadora del Oscar 2014 a la mejor interpretación femenina por 'Blue Jasmine', tampoco dejó indiferente con un peinado inspirado en los años 50, con raya a un lado y ondas al agua, que fue el complemento perfecto para su Armani en tono nude con pedrería.