La clave para mantener la piel saludable y con un aspecto joven es darle un impulso a su proceso natural de renovación celular ¿cómo? Realizándole periódicamente limpiezas de exfoliación. Esta es la mejor manera de descubrir la piel nueva y saludable que se encuentra debajo de las células muertas. Y hacerlo mediante métodos caseros tiene muchas ventajas...

La primera es que no tienes que preocuparte de si tienes o no el producto. Seguro que en la despensa y en el frigorífico encontrarás lo que necesitas, porque teniendo en cuenta que uno de los principales componentes es el azúcar, un exfoliante natural sin ningún tipo de componentes químicos ni aditivos que ayuda a eliminar las células muertas de la capa superior de la piel, comprenderás que actúas con garantía de utilizar 'cosmética natural'. Incluso puedes adquirir los ingredientes en tiendas ecológicas asegurándote de no utilizar pesticidas nada saludables para la piel ni para el organismo en general.

Antes de contarte lo beneficioso que es para la piel este empujón para quitarle de encima la capa superficial de células muertas, te expondré lo que te pasará si prescindes de este gesto de belleza. Para que te hagas una idea, el cuerpo humano pierde a diario cientos de millones de partículas de células epidérmicas; y esto ocurre durante la adolescencia sin que nos demos cuenta. Cuando se es joven, la piel tarda entre 14 y 20 días en regenerar por completo su capa exterior. Pero cuando se van cumpliendo años, sobre todo a partir de los 40, el mismo proceso puede tardar en completarse hasta unos 45 días. ¿El resultado? Una piel opaca, áspera y escamosa, marchita, deshidratada y arrugada. No queda más remedio que echarle una mano mediante limpiezas profundas que tienen que convertirse en un ritual periódico e inexcusable de belleza.

  • Barros y espinillas. Si tu cutis o tu espalda, tiende a desarrollar barros y espinillas al no exfoliar la piel estas contribuyendo a que los poros se obstruyan y con ello a arriesgarte a que aparezcan los antiestéticos granos.
  • Tapones epidérmicos. Al no exfoliar la piel, sus células muertas se acumulan. Y no lo hacen de manera homogénea, lo hacen por zonas; así tendrás partes donde se acumulan más y ejercen el efecto de tapón que impide que los tratamientos penetren en la piel y ejerzan su labor hidratante, antiedad, antiarrugas, etc.
  • Opacidad. Si tu piel aparece marchita, descolorida y carece de luminosidad, es que está pidiendo a gritos que le ayudes a eliminar la acumulación de pieles muertas que impiden que luzca más suave y clara. El azúcar es un exfoliante natural sin ningún tipo de componentes químicos ni aditivos que ayuda a eliminar las células muertas de la capa superior de la piel. ​

Los beneficios: 

  • Activa la microcirculación, gracias al agradable masaje que debe siempre acompañar la aplicación del producto.
  • Abre los poros obstruidos y los libera de sus impurezas, multiplicando la absorción de los tratamientos posteriores.
  • Mejora la textura de la piel al dejarla mucho más suave y lisa.
  • Ayuda a reducir la apariencia de líneas de expresión y arrugas.
  • Consigue facilitar la aplicación de la base de maquillaje al dejar la piel más uniforme.

 

Ahora que ya conoces todas las ventajas de la exfoliación, pincha en la galería superior para conocer 7 exfoliantes caseros fáciles y rápidos de preparar en cualquier momento y con resultados contrastados en la mejora de tu piel tanto del del rostro como del cuerpo. ​

Autora Alex P.

Experta en belleza y cosmética.

Alex P.
+info
Autora Alex P.

Experta en belleza y cosmética.

Alex P.

Crónicas cosméticas, trucos de belleza, consejos de estilismo y, a veces, un toque de glamour irreverente. Escrito por nuestra experta Alex P.