Sales de baño refrescantes

Sales de baño refrescantes

Sal marina gruesa (100 gr) Aceite esencial de Melisa (10 gotas) Aceite esencial de Ylang Ylang (10 gotas) Opcional: Colorante para jabones (cantidad necesaria)
-La sal marina gruesa es el vehículo de las propiedades y fragancia de la fórmula. -El aceite esencial de Melisa se caracteriza por su a fragancia similar al limón y al igual que él, tiene un efecto refrescante. Es ansiolítico, antibacterial, cicatrizante y antidepresivo. -El aceite esencial de Ylang Ylang brinda una sensación refrescante. Su aroma crea un ambiente relajante y afrodisíaco. Es sedante, antidepresivo, antiséptico, antiacné, tonificante y cicatrizante.
1.Colocar la sal marina en un recipiente de vidrio. 2.Incorporar el aceite esencial de Ylang Ylang y el aceite esencial de Melisa para perfumar la preparación. 3.Agregar el colorante en pocas cantidades, hasta que las sales alcancen el color deseado uniformemente. 4.Revolver con una cuchara de madera. 5.Envasar las sales en un frasco para que no se humedezcan.
Distribuir las sales en la bañera llena, tomar un baño de inmersión durante 15 minutos aproximadamente.
El producto sugerido es para uso exclusivo de personas adultas. Está contraindicado en niños, mujeres embarazadas y en período de lactancia, personas alérgicas, con sensibilidad a la materias primas empleadas, con problemas crónicos; como hipertensión o epilepsia. Su aplicación es de uso externo, no debe ser ingerido ni aplicado directamente sobre la piel, los aceites esenciales y las tinturas madres detalladas. Se recomienda no dejar los materiales al alcance de los niños.
Contenido facilitado por colaborador independiente sin responsabilidad alguna de hoymujer.com. hoymujer.com no admitirá reclamaciones al respecto del citado contenido, advirtiendo de inicio que hoymujer no ha testado en modo alguno los criterios, materiales, proporciones y usos incluidos en el citado contenido.
Guardar en un lugar seco y oscuro. La larga exposición a los rayos solares o a temperaturas extremas puede modificar el delicado balance de la fórmula. Se aconseja verificar la fecha de vencimiento de las materias primas empleadas. Si el color, aroma o textura se modifica, desechar el producto.