De niña a mujer. Ésta frase podría definir a la perfección la transformación que ha sufrido Katie Holmes en los últimos años. La conocimos en la década de los 90 por ser la protagonista de una serie de juvenil con su rostro aniñado y su larga melena sin forma, pero fue conocer a Tom Cruise y cambiar su imagen por completo. Sorprendió a todos con un corte de pelo estilo casco con flequillo de lo más favorecedor, y que se ha convertido en uno de los peinados más imitados por las “fashion-adictas”, pero ahora ha preferido recortar un poco más su melena, y optar por un corte mucho más cómodo y sofisticado. Sin duda, un acierto.

Jovencísima Katie Holmes con larga melena, que se daba a conocer en el mundo del cine gracias a su papel en la serie "Dawson Crece".

 Pero fue sin duda su relación con Tom Cruise lo que le lanzó al estrellato, y por lo que Katie empezó a cambiar razonablemente su imagen.

  

Su matrimonio con el famoso actor la transformó de la cabeza a los pies, y su estilo se volvió mucho más elegante y sofisticado

El último look con el que Katie nos ha sorprendido es con este corte de lo más chic que le sienta como anillo al dedo