Así se cuida Diane Kruger

La actriz alemana es tan bella que fue la elegida para encarnar nada menos que a Helena de Troya, la mujer que representa la belleza  con mayúsculas en la mitología clásica.
Helena (del griego "helene", que significa "belleza") fue el personaje que le dio la fama a nivel internacional. Aunque su nombre real, Diana, hace referencia a otra divinidad, esta vez romana, reina de los bosques y de la caza. 

¿Debe Diane Kruger su extraordinaria belleza a un ansia "cazadora" de tendencias, a ser una fashion victim, una buscadora enloquecida del último grito en cosmética?
Nada más lejos.

- Se maquilla poco porque tiene la piel sensible, y cuando lo hace elige siempre un look muy natural.

- Le gustan los perfumes con un toque de almizcle, según ha confesado

- Los ojos son su punto fuerte. Le encanta exagerarlos difuminando un lapiz gris. 

- Le apasionan las sombras de ojos , ya que destacan su mirada clara, casi transparente. Se decanta casi siempre por los que más le favorecen, sobre todo, los tonos tierra y humo.