La jalea real, fuente tradicional de vitalidad

 Lo que promete:

Fortalecer el organismo y ayudarlo a resistir las agresiones.

Efectividad.


Esta sustancia, segregada por las abejas obreras nodrizas, se utiliza desde la noche de los tiempos como reconstituyente. Pero fuera de este uso tradicional, las investigaciones no han logrado hasta el momento probar sus beneficios. Sin embargo, persuadidos por su riqueza de vitaminas del grupo B y oligoelementos, algunos la aconsejan porque su composición debería efectivamente mejorar la producción y el transporte de energía en nuestras células.

¿Lo recomendamos?


Si aceptamos su efectividad como un acto de fe y no necesitamos pruebas, sí. Lo ideal es tomarla durante dos meses, ½ o 1 g por día, preferentemente en ayunas. Por supuesto, si somos alérgicos a las picaduras de abejas, existe la posibilidad de desarrollar una reacción a la jalea real.