Aprovecha estos días de descanso para darte un mimo 'beauty' que te mejore tu piel y tu ánimo. Mascarillas, baños relajantes, limpiezas, manicura, depilación, nuevos maquillajes… aquí tienes diez ideas para cuidarte y sentirte más guapa.

Si te has quedado en casa esta Semana Santa aprovecha para dedicarte un mimo ‘beauty’ que te hará sentir guapa por dentro y por fuera. Darte un baño relajante, cuidar tu piel, depilarte, hacerte la manicura y la pedicura, probar un nuevo maquillaje son experiencias que, además de ayudarte a estar más guapa por fuera, te producirán un increíble bienestar interior. Reserva un par de horas para ti y hazte alguna o varias de estas 10 propuestas.

1. Baño de burbujas. Si tienes bañera, llénala hasta arriba de agua y añade sales de baño, jabón, pompas, aceites esenciales… Enciende alguna velita aromática, pon tu música favorita y llévate un libro. Es como estar en un spa pero en tu propia casa. Un baño relajante te ayudará a liberar toxinas, cuidar tu piel y a ponerte de mejor humor.

2. Exfoliación corporal. Aprovecha el baño o la ducha para exfoliar tu cuerpo. La exfoliación es importante para eliminar las células muertas que se acumulan en la superficie de la piel. Además al darte el exfoliante estarás dándote un masaje que te vendrá muy bien para activar la circulación. En movimientos circulares y ascendentes aplica el exfoliante en las piernas, en los brazos y en el resto del cuerpo. Tu piel estará mucho más suave y preparada para recibir una crema hidratante.

3. Limpieza facial. La piel del rostro está continuamente expuesta a la contaminación ambiental, además, los maquillajes pueden dejar residuos que se van acumulando provocando irritaciones y a la larga envejecimiento prematuro. Por eso es importante hacerse una limpieza facial de vez en cuando, según tu piel sea seca, mixta o grasa, te conviene hacértela con mayor o menor frecuencia. En casa puedes conseguir una limpieza casi profesional gracias a los cepillos faciales. Son muy fáciles de usar, te quitan muy poquito tiempo y solo tienes que usarlos con un gel limpiador. Tu carita estará suave y con una iluminación natural increíble.

4. Mascarilla facial. Además de la limpieza, tu cara agradecerá que uses de vez en cuando una mascarilla. Se trata de productos que actúan en capas más profundas de la piel. Hay muchas mascarillas, incluso la puedes hacer tú, así que los beneficios son múltiples, según sus características: nutren, limpian en profundidad, purifican, hidratan, matifican… Aplica la mascarilla elegida y déjala actuar 10-15 minutos mientras descansas en el sofá. Tu piel estará espléndida cuando la retires y tú te sentirás de maravilla.

5. Mima tu melena. El sueño de toda mujer es tener un pelo sano, fuerte, con brillo y para ello, además de lavarlo con un champú adecuado para el tipo de cabello, hay que mimarlo de vez en cuando con una mascarilla. Con las prisas del día a día es complicado, así que aprovecha estas vacaciones para lavar tu pelo más tranquilamente y aplicar a continuación la mascarilla, dejándola actuar unos 10 minutos. Aclara bien para eliminar todo el producto y seca el pelo al aire libre.

6. Prueba un nuevo color de pelo. Ir a la peluquería supone un desembolso importante, así que teñirte en casa es una opción a valorar. Con los productos que puedes encontrar en cualquier supermercado teñirte en casa es fácil. En una hora aproximadamente puedes ver cómo desaparecen tus canas o cómo cambias de color.

7. Cuida tus manos. ¿Sabes que las manos pueden delatar la edad de una persona mucho más que la cara? Pues sí, porque muchas mujeres ponen un esfuerzo enorme en cuidar la cara y se olvidan de sus manos. Y las manos están constantemente expuestas a la intemperie de forma que se suelen llenar de manchas y se arrugan si no reciban tratamientos adecuados. Cuida tus manos para que la piel esté suave y tersa. Te proponemos una manicura en casa: sumerge las manos en agua caliente durante un minuto, exfolia la piel con movimientos circulares, aclara con agua tibia y aplica una crema masajeando con movimientos circulares por toda la palma de la mano desde la muñeca hasta los dedos. Luego si te apetece, elige un color de uñas, y hazte la manicura.

8. Cuida tus pies. Con la subida de temperatura enseguida pensamos en ponernos las sandalias. Pero claro llevamos todo el invierno con los pies tapados y seguramente sin cuidarlos. Así que toca reparar daños. Sumerge tus pies en agua 5-10 minutos. Incorpora sales de baño o simplemente sal gorda para aumentar el poder relajante del agua. Con una piedra pómez o con una lima de pies frota las asperezas y callosidades. Seca bien, entre los dedos también, y aprovecha para cortar y limar tus uñas. A continuación aplica una crema hidratante masajeando los dedos, la planta del pie, el empeine hasta los tobillos. Y luego relájate, pon los pies en alto 10 minutos y verás cómo te notas mucho más ligera.

9. Depilación en casa. Hay que empezar a lucir las piernas, así que tenemos que quitar los pelitos ya. Aunque es más cómodo ir a un centro de belleza, en casa la depilación cada vez es más fácil y rápida. Cremas depilatorias, bandas de cera fría o caliente, depiladoras eléctricas nos ayudan a eliminar el vello de forma segura y durante 3-4 semanas. ¿El mejor momento? Después de tu baño o ducha, sécate bien la piel y la depilación será mucho más sencilla.

10. Pruebas de maquillaje. Hacernos un 'smokey eye', probar un nuevo labial, una base de maquillaje o nuevos tonos de sombras con prisas no es lo más recomendable. Muchas veces caemos en la tentación, justo antes de salir de casa, de hacernos algo nuevo con un resultado no deseado. ¿Por qué no pruebas a hacerte un nuevo maquillaje un día que estés tranquilamente en casa? Echa un vistazo a las tendencias que llevan las celebrities y que te gustan, y con la foto cerca, prueba a imitarlas: 'contouring', 'smokey eyes', maquillaje nude o natural, labios rojos… En el maquillaje, la práctica es fundamental para conseguir el mejor resultado.

Elige la propuesta o propuestas que más te apetezcan, tómate tu tiempo... y disfrútalas. En la galería puedes ver una selección de productos para poner en marcha tu ritual de belleza favorito.