Creando la molécula de la juventud

Los laboratorios Estée Lauder han modificado la estructura del Resveratrol para transformarlo en Resveretrate™, una molécula exclusiva compatible con la piel, capaz de penetrar en la superficie de la piel y de liberar altas concentraciones de Resveratrol puro, de forma controlada, a lo largo de todo el día, para una protección celular óptima.
 
Cómo se fabrica

El Resveratrol que utilizan los laboratorios Estée Lauder procede de la raíz del Polygonum Cuspidatum, una planta que procede de China.

Una vez cosechada esta planta, se envía a unos laboratorios en Bélgica donde un equipo de científicos de elite extrae el preciado Resveratrol, en un proceso muy complejo y elaborado que dura 14 días.

El Resveratrol pasa entonces por un avanzado proceso de desalinización para aumentar su potencia.

Sólo entonces puede empezar la manipulación del Resveratrol para convertirlo en Resveratrate™: tres grupos de fosfatos se añaden a cada molécula en un proceso llamado fosforilación.

Una vez convertido en Resveratrate™, el Resveratrol se vuelve estable y compatible con la piel, lo que permite a los científicos multiplicar por 5 su concentración y conseguir una eficacia sin precedentes sobre el gen de la longevidad SIRT1.


Más información en Estée Lauder