Cuando el 90% de las mujeres piensa que tan sólo quedan unos días para lucirse en traje de baño, ¿sabes qué es lo que más les preocupa hasta incluso rozar la obsesión? La respuesta es la celulitis.

Este enemigo silencioso de la estética femenina parece surgir de la nada en primavera. No te dejes engañar, en realidad está siempre ahí, arruinando nuestros muslos, caderas y glúteos los 365 días del año. Así que nada de bajar la guardia en ningún momento, hay que combatirla, con disciplina espartana, todos los días sin excepción.

Si todavía no has empezado a hacerlo, no te preocupes, con los nuevos anticelulíticos todavía estás a tiempo de empezar la lucha contra la piel de naranja. Empléate a fondo y, sobre todo, sé constante en la aplicación del tratamiento. Y si vas a añadir algo de deporte a tu rutina de cuidados, date la crema antes de empezar a hacer ejercicio, potenciará sus efectos.

MANUAL DE USO

Antes de iniciar cualquier tratamiento anticelulítico es imprescindible que exfolies la zona a tratar y que lo hagas en profundidad. La razón es que, con la piel limpia y libre de células muertas, los principios activos que contienen los productos penetrarán mucho mejor y serán más efectivos. Repite la exfoliación al menos una vez a la semana.

Si quieres efectividad, aplícate la crema anticelulítica dos veces al día. Hacerlo mediante un masaje es decisivo, ya que activa la microcirculación, potencia los intercambios celulares y prepara la piel para absorber eficazmente los ingredientes que apliquemos. El masaje siempre debe ser ascendente, en la misma dirección de la circulación sanguínea, así que en las piernas hay que comenzar desde los tobillos y, describiendo pequeños círculos, ir subiendo lentamente hasta las ingles.

En las zonas más rebeldes, como muslos, caderas y nalgas, los movimientos circulares deben aplicarse en sentido contrario a las agujas del reloj, mientras que en el abdomen, la palma de la mano debe ir en el mismo sentido. Respecto a los brazos, hay que realizar el masaje partiendo desde la muñecas hasta los hombros, e insiste en la cara interna, que es la que necesita más reafirmación.

LO MÁS NOVEDOSO

Cada año los geles, cremas y sérums anticelulíticos incorporan nuevos ingredientes –cafeína, L-carnitina, fucus y extracto de té verde, entre otros–, que además son más activos y eficaces para luchar contra la piel de naranja. Incluso algunos se acompañan con masajeadores y aparatos semiprofesionales que facilitan su aplicación. Si el año pasado los productos más innovadores fueron los parches, esta primavera, la presentación en pastillas y bebibles son la gran novedad, especialmente los que se presentan en sobres monodosis que se disuelven en agua y resultan muy cómodos de transportar para seguir el tratamiento allí donde te desplaces. Ahora las más perezosas ya no tienen excusas para luchar contra los adipocitos.