La elección de la crema solar de acuerdo con el tipo de piel que se tenga es el quid de la cuestión para lucir un bronceado saludable. Para ayudarte, hemos recopilado las dudas razonables más habituales a este respecto y hemos tratado de despejarlas.

Tengo una piel clara y no soporto las cremas pegajosas. ¿Una textura más light me protegería igual de bien?
Crema, leche, gel, spray… Con un índice igual e idéntica cantidad de producto la eficacia es la misma, pero está comprobado que si el solar es demasiado espeso o demasiado líquido, se extiende mal. Así que elige productos con 0% de grasa y fiables al 100%.
1. Fluide Extrême Corps SPF 50+ de La Roche-Posay (22,50 €).
2. UVResponse Face gel-lotion SPF 15 Sun-Care de Clinique (23 €).

Un tubo cada dos días ¡es una ruina! Tengo una familia numerosa, pero no un presupuesto ilimitado.
Sí, pero la salud no tiene precio, sobre todo la de los niños. Existen excelentes productos muy asequibles que puede utilizar toda la familia, de los pequeños a los mayores. También hay marcas que comercializan envases familiares de hasta 400 ml a precios muy económicos. Tampoco debes olvidarte de la protección pasiva y de los consejos de sentido común: sombrilla, vestidos, camisetas, gafas, sombrero. Y los niños, antes de los tres años, ¡nada de sol!
3. La Leche solar Light Feeling de Nivea Sun cuesta, 8,85 € los 200 ml.

Cuando estoy sola, me resulta imposible darme la crema en la espalda…
Está claro que, si no tienes una mano amiga cerca, es imposible, pero los sprays solares te ayudan a resolver ese problema. Busca uno que funcione en todos los sentidos y que lance una bruma fresca y ligera hasta llegar a los omoplatos. No hace falta masajear; sólo deja que se seque.
4. Active Fresh Cooling UVA-UVB In Sun Spray de Piz Buin (18 €).
5. Minesol Aplicación Express IP 30 de Roc (12,50 €).

Quiero la protección máxima, pero también un buen color de forma inmediata.
Las pantallas solares con color están ahí para eso, para que tengas buena cara, aunque sea maquillada.
6. Protection Solaire Grand Ecran Ambré SPF 20 de Sisley (90 €).
7. Compacto Coloreado Sublimador SPF 40 Polysianes de Klorane (23,40 €).

Tengo 50 años… (y alguno más) y ya no me pongo morena como antes.
Esta generación tiene mucho cuidado con el sol, pero tarda más en broncearse por los excesos cometidos en su juventud. Con el tiempo, no sólo nuestro fototipo se aclara, también la epidermis se vuelve más fina, se reseca y se defiende mucho peor. ¿Qué es lo que quieren las mujeres que han superado los 50? Una piel radiante, pero no un bronceado demasiado intenso que endurece los rasgos, además de productos solares con texturas fundentes que traten su piel con activos antiedad. Lancôme responde a estas exigencias con la línea Absolue Sôleil, que reúne lo mejor de la lucha antienvejecimiento; Lancaster con su gama Mature Skin, que ofrece una triple defensa anti-edad para la piel; también lo ha hecho Estée Lauder con Re-Nutriv Sun Suprême.
8. Re-Nutriv Sun Supreme SPF 15 Anti-Age solaire suprême protection visage de Estée Lauder (107 €).
9. Mature Skin, Anti -Age Face Protection SPF 30 UVA/UVB de Lancaster (35 €).

En cuanto llegan los primeros rayos de sol, mi escote y mis brazos se cubren de pequeños granitos que me pican terriblemente…
Es una alergia que se produce porque la piel, cuando se expone al sol de forma brusca, no es capaz de asimilar la radiación solar y se manifiesta en la forma de esos granitos que resultan tan molestos. La mejor manera de evitarlo es apostar por un bronceado gradual y por utilizar siempre fórmulas solares especiales para pieles sensibles e intolerantes.
10. Capital Soleil Pieles Intolerantes 50+ Leche Pantalla Anti-reacciones para el cuerpo de Vichy, (14,95 €).
11. PhotoScreen crema solar SPF 50+ para pieles intolerantes al sol de Ducray (12,90 €).

¿Puedo prescindir el aftersun y utilizar mi hidratante corporal?
La respuesta es no. Estos productos, además de calmar la piel tras la exposición solar, la hidratan y nutren en profundidad e incluyen ingredientes reparadores que la preparan para tomar el sol al día siguiente. Está bien que emplees a diario una hidratante, pero, en verano, sustitúyela por un aftersun.
12. Emulsión Reparadora para Después del Sol, de Avène (16,50 €).
 
¿Funcionan las pastillas para el sol? 
No es una casualidad que estos complementos alimenticios se vendan cada vez más. Además de preparar la piel y activar el bronceado, mejoran la tolerancia cutánea, previenen el envejecimiento y la sequedad, y prolongan el bronceado. Eso sí, sigue las instrucciones al pie de la letra: se toman 15 días antes de la exposición solar, durante y después.
13. Soins Soleil Triple Action, complemento alimentario en cápsulas de Galénic (19,37 €).

¿Cómo puedo evitar las manchas sobre el rostro, las manos y el escote sin comprometer mi bronceado? 
Si tomas demasiados rayos UV, la melanina se vuelve loca y entonces aparecen las odiosas manchas. La mejor manera de evitarlas es usar fórmulas solares ricas en agentes antiedad y antirradicales.
14. Activa Solar Anti-Arrugas &Manchas Solar Expertive IP 50+ de L’Oréal Paris (13,50 €).

¿Son seguros los solares bio?
Claro que sí, pero asegúrate de que los son de verdad. Utilizan filtros solares físicos, libres de productos químicos, que actúan reflejando la radiación solar y formando una barrera protectora. Este tipo de filtros son muy recomendables para pieles sensibles, incluidas las de los niños.
15. Crema Solar IP 20 de Dr. Hauschka (20 €).
16. Crema Solar de Edelweiss filtro mineral resistente al agua IP 20 de Weleda (11,90 €).

Adoro los aceites. ¿Voy a achicharrarme?
Desde luego, a pleno sol y con una piel clara, seguro que sí. Y vas a arrugarte y a quemarte como una chuletilla. Técnicamente, no es fácil incorporar filtros de alta protección en una textura aceitosa, por lo que sólo los deben utilizar los fototipos altos cuando ya tienen la piel bronceada.
17. Spray Solaire Huile Embellissante Bronzage Intense SPF 4 de Clarins (23,50 €).
18. Sun Huile Fraîcheur Multi- Protection SPF 6 de Biotherm (25,10 €).