En estas fechas es inevitable estar rodeada de gente por todas partes. Seguro que echas de menos un poco de tranquilidad. Escóndete en la bañera y aprovecha para darte un baño relajante ¿Lo mejor? que además puedes aprovecharlo para prolongar la fragancia de tu perfume utilizando los productos de su misma línea de baño. En los últimos años han cobrado tanta importancia que ya puedes encontrar cremas de hidratación intensa, leches ligeras, mieles, esencias, sales y polvos con tu aroma favorito. Saldrás de la bañera renovada y en plena forma para acometer cualquier evento social.

En la antigüedad, el baño tenía connotaciones sociales y religiosas. En Grecia se agasajaba a los invitados con baños perfumados con nardo, rosas y almendras. En Roma, el cuidado personal adquirió la categoría de acontecimiento social y para realizarla se crearon las termas, donde se utilizaba habitualmente un ungüento de cañas aromáticas, miel, canela, azafrán y mirra denominado “susinun”. En la religión musulmana, la higiene tiene un significado religioso, ya que el momento de la limpieza del cuerpo se identifica con la purificación espiritual. El vapor, la arcilla rassoul, el jabón negro, los masajes estimulantes, las toallas de algodón suave y el descanso sobre planchas de mármol son sus principales y característico elementos.

EN EL CENTRO DE BELLEZA

Placer egipcio. Bajo el sugerente nombre de Cleopatra, este tratamiento de hora y media, consiste en una exfoliación con sales y aceites aromáticos a la que sigue un relajante baño de leche. Termina con una envoltura hidratante de leche con colágeno. Dónde: Centro Talaso-Sport La Perla, en San Sebastián. Telf.: 943 45 88 56. Cuánto: 85 €.

¡Verde, que te quiero verde! Nada más estimulante que el tratamiento Body Tea Green, que consta de una exfoliación natural de té verde, una envoltura de alginatos –que activan la circulación–, un baño de burbujas y un masaje con crema de té verde. Dónde: Centros Caroli Health Club. Telf.: 91 577 16 60. Cuánto: 150 €.