Los centros de belleza se suben al avión para que te sientas perfecta a tu llegada. Quienes estén obligados a viajar a menudo ya pueden disfrutar de los placeres de los spas de aeropuerto, una tendencia que se extiende con rapidez por la mayoría de los aeródromos del mundo. Te descubrimos los servicios que ofrecen algunos de ellos.

Para la mayoría de la gente, los aeropuertos evocan colas interminables, jet lag, trolleys con ruedas rotas, bolsas de plástico transparentes llenas de cremas de 150 ml, retrasos, pérdida de equipaje... Pero esta aventura también puede ser positiva y convertirse en una experiencia zen. Eso lo saben todos aquellos que están obligados a viajar a menudo, porque son los que pueden disfrutar de los placeres de los spas de aeropuerto, una tendencia que se extiende con rapidez por la mayoría de los aeródromos del mundo.

En la terminal de Heathrow, en Londres, el spa de su sala VIP, The Clubhouse, cuenta con salón de peluquería, zona de tratamientos, jacuzzi y sauna. En el aeropuerto de Nueva York, esta misma compañía ofrece a sus clientes más exclusivos un Travel Spa de Elemis, con tratamientos específicos para viajeros. Puedes elegir entre cuidados como “Flying feet” (pies voladores) o “Tired eye reviver”, para los ojos cansados.

Pero el colmo del lujo lo ofrece la zona VIP de Cathay Pacific, en el aeropuerto de Hong Kong. Allí puedes disfrutar de la auténtica cocina local en su Noodle bar y después relajarte con una ducha, en lo que llaman Private Cabanas, y dormir una reparadora siesta mientras escuchas música “chill out”, eso sí, siempre atendida por personal cualificado. Este tipo de extras están incluidos en la mayoría de los billetes de primera clase y bussines.

Pero teniendo en cuenta que gran parte de los viajeros se traslada en “economy class”, algunas compañías tienen centros de libre acceso, como el JetSetter del aeropuerto de Miami Dade. Allí puedes elegir, previo pago, entre manicura, pedicura y masajes.

Otro spa de estas características se encuentra en la terminal T4, en Madrid, junto a la sala VIP de Iberia. Pertenece a la cadena Elysium Beauty Spa y tiene una oferta de diseñados según el tiempo del que disponga el viajero. Lo más rápido es el cuidado de las piernas con productos Sundari, en sólo 25 minutos (45 €), y lo más lujoso, un masaje facial biocelular de 55 minutos con las cremas de Valmont Vital (115 €). Para asegurarte un turno, puedes hacer tu reserva en cuanto saques el billete, llamando al telf.: 91 746 62 79.