• Son de lo más prácticos para retocarse durante el día, aunque demasiado espesos e incómodos para las pieles secas. Ya podemos olvidar nuestras quejas porque las nuevas bases de maquillaje compacto han transformado totalmente sus fórmulas. “Hemos conseguido enriquecer los compactos con un 20% a un 40% de agua para obtener una sensación de frescor inmediato”, explica Sylvie Guichard de L’Oréal. “También hemos asociado aceites volátiles para una textura ligera y sensorial, aunque sin dejar de ser untuosa en la aplicación, y confortable”.

• La luminosidad también está dominada. En ocasiones, gracias a innovadores reflectantes: “Nuestros laboratorios han trabajado durante más de tres años para introducir en la textura microbolas de cristal en sustitución de una parte de talco”, explican en Guerlain. Las perlas transparentes son pozos de luz, que la dejan filtrar hasta la superficie de la piel, iluminando desde el interior, para ocultar las imperfecciones. Otras veces, gracias a las tecnologías de atomización, como explica Nicolas Degennes: “Nos hemos inspirado en los aparatos que usan en farmacia para micronizar los componentes de los polvos”.

LOS PRODUCTOS

1. That Gal base iluminadora de Benefit (26,50 €).

2. L’Or Essence Eclat de Guerlain (54 €).

3. Parure de Guerlain (49 €).

4. Estuche con tres pinceles de Bobbi Brown (44 €).