Si eliges la montaña como destino de vacaciones debes extremar las precauciones para proteger tu piel. Aplícate productos con un índice mínimo de 40 y en las zonas propensas a las manchas utiliza un stick especial. ¡No prescindas en ningún momento de tu protector solar!

PRECAUCIONES

Sin duda alguna, donde el sol encierra más peligros es en la montaña. La altitud y la ausencia de contaminación hacen que la cantidad de rayos ultravioleta sea mayor que a la orilla del mar. Aplícate en el rostro un producto con SPF 50, o como mínimo del 40, sin olvidarte de extenderlo por cuello, orejas, brazos y manos.

UN PLUS

Si eres propensa a las manchas, preserva las zonas más conflictivas con un stick especial para zonas sensibles de protección superior. Pero si eres de las incondicionales del esquí y tu presupuesto te permite desplazarte, en pleno mes de agosto, a las pistas nevadas de Bariloche (Argentina), no dudes en proteger tu piel al máximo. Ten siempre presente que, en las laderas nevadas, los rayos UVA inciden de forma directa sobre la piel y que el reflejo de la luz sobre la nieve potencia el efecto lupa. Todo esto, unido al frío, hace que tu consigna en las altas cumbres sea, sin concesiones, alerta máxima con la protección. No prescindas en ningún momento del solar de muy alta protección para el rostro, es decir 50+, unas gafas con cristales que filtren todas las radiaciones y un labial con factor de protección.

TE RECOMENDAMOS

1. Mountain FP50+ de Piz Buin (11 €). Crema solar que protege en condiciones extremas y resiste el sudor.

2. Sun Multi Potection, crema para pieles reactivas SPF50 anti UVB/UVA de Biotherm (28,25 €). Previene las arrugas y combate la pérdida de firmeza.

3. Capital Soleil, Ultrafluido anti-UVA SPF50 de Vichy (15 €). Se absorbe instantáneamente y es resistente tanto al agua como a la arena.

4. Stick Extrême SPF50+ de Uriage (12,90 €). Práctico e indicado para zonas frágiles, como la nariz, además de para cicatrices o manchas.