Sus orígenes: hace más de 40 años Yves Rocher creó su propia firma con la convicción de que la naturaleza es fuente de belleza. Desde 1997 esta empresa cultiva 44 hectáreas de campos biológicos en la Gacillly, en la Bretaña francesa, y los ingredientes de sus productos son 100% vegetales, no testados con animales y biodegradables.

Los productos: el principio activo de la línea de tratamiento Pure Calmille es la esencia activa de camomila, con propiedades calmantes, antiinflamatorias e hidratantes, que fortalecen la función barrera de la epidermis. Esta esencia se extrae de flores frescas de camomila a través de un procedimiento exclusivo de la firma, “fresh extraction”.

Dónde: en las tiendas Yves Rocher de toda España.
Telf.: 902 08 80 00.