• Cuando Elizabeth Arden formuló en 1930 su ya mítico producto Eight Hour Cream, nunca se pudo imaginar que después de 77 años iba a continuar siendo el producto más vendido de su firma. Su extraordinaria eficacia se debe a una combinación de pretrolato, un beta hidróxido que ayuda a suavizar la piel, además de vitamina E. Eran tantos los beneficios de este bálsamo de color albaricoque que la propia Arden decidió incluso utilizarlo para las extremidades de sus caballos purasangre. El nombre de esta crema de culto se debe a sus increíbles y múltiples resultados. En concreto, una clienta se los aplicó en la rodilla de su hijo, que estaba llena de arañazos y de rasguños; “ocho horas después”, la piel se había regenerado totalmente. Este año, la firma ha lanzado una edición limitada de este producto con su envase original.

• Tal cual se crearon en 1875 –redondos y perfumados– es como continúan vendiéndose en la actualidad los jabones de Roger & Gallet. Su forma circular fue toda una revolución para el mercado de la época, ya que hasta entonces los productos de aseo siempre eran de formas rectangulares y cuadradas. Los señores Roger y Gallet quisieron, además, singularizarlos grabando directamente sobre la pastilla la marca de la casa. Incluso idearon una presentación de lujo que consistía en envolver cada pastilla con un papel de seda plisado y precintado con el sello de la firma. Se vendían en su propia jabonera y, para diferenciarlas, eran del color que mejor se identificaba con la planta o flor que le daba olor al jabón. Lo mejor es que este ritual de envasado ha permanecido intacto hasta nuestros días.

PRODUCTOS RECOMENDADOS

1. Gel de ducha de ámbar de L’Occitane (12,50 €).

2. The Original Eight Hour Cream de Elizabeth Arden, (19 €).

3. Pastilla de Jabón de magnolia de Roger &Gallet. (4,90 €).

4. Vaselina neutra de Gal (3,60 €).