Tu piel a los 30

  • Cumplida la treintena, la reparación celular y las defensas de la piel comienzan a debilitarse. Aparecen las primeras arrugas de expresión y la piel empieza a acusar cierta sequedad y a perder su luminosidad natural. ¿Recuerdas que la piel tiene memoria? Pues esas manchas pueden ser fruto de alguna quemadura solar que sufriste en tu infancia. La dra. María Calvo reconoce que “sin la protección adecuada, la combinación de estrógenos y sol es campo abonado para la aparición de lentigos solares“.

HIDRATACIÓN

Es imprescindible que utilices productos de hidratación cargados de antioxidantes y que contengan vitaminas, como la C y la E, que protejan tu piel de las agresiones externas y estimulen la luminosidad, así como activos antiedad. Clinique ha lanzado Continuous Rescue Antioxidant Mositurer, una hidratante que incorpora el complejo exclusivo antioxidante A/08, que reúne ocho potentes antioxidantes de acción rápida que son capaces de combatir la actividad de los radicales libres.

PROTECCIÓN SOLAR

Aplícate un solar de acuerdo con tu fototipo de piel, todos los días del año. En verano te lo tienes que poner media hora antes de la exposición. Y no seas tacaña con el producto: extiéndete una cantidad equivalente a seis cucharadas soperas para todo el cuerpo. Tampoco dudes en elevar el factor de protección en zonas más sensibles como los labios o la nariz, y no te olvides de las orejas. Clarins tiene un barra solar antiarrugas muy cómoda con un SPF 30.

PRODUCTOS

1. ZONAS SENSIBLES.
Golden Beauty Sun Defense Optimal de Helena Rubinstein (39,50 €).

2. HIDRATACIÓN INTENSA. Hydroscience 3 G de Méthode Jeanne Piaubert (54 €).

3. REPARADOR. Continuous Rescue Antioxidant Moisturizer de Clinique (45,50 €).

4. BRILLO. Gloss Protector ultra brillante SPF 15 de Lancôme Soleil (30 €).

5. LABIOS. Stick Solaire Très Haute Protection SPF 30 de Clarins (18,50 €).