Se conoce como fototipo la capacidad de la piel para asimilar las radiaciones solares y, en función de una serie de variables referentes al físico como lo son el tipo y la pigmentación de la piel, el color del cabello natural o la propensión a las quemaduras o al bronceado, se establecen unas tipologías que permiten conocer qué tipo de piel tenemos en relación con su reacción a la exposición solar.

Los efectos que el sol tiene sobre nuestra piel, depende en gran medida de la tipología de esta, así como de nuestra predisposición genética reflejada en nuestra pigmentación cutánea.

 

Por ello, es muy importante saber de antemano cuál es nuestro fototipo, pues así podremos elegir de manera adecuada qué factor de protección solar es el que necesitamos utilizar, así como las precauciones especiales que debemos guardar a la hora de tomar el sol, el tiempo máximo que debemos exponernos…

 

Existen seis fototipos de piel diferentes en función a las variables piel, pigmentación, pelo y sensibilidad cutánea al sol:

 

- Fototipo I: Se da en personas que tiene un color de pelo natural rubio o pelirrojo, ojos claros, ya sean verdes o azules, y una piel muy pálida. Los integrantes de este grupo suelen quemarse con mucha facilidad durante sus exposiciones al sol y, por ello, son los que más cuidados precisan tomar y quienes deben usar los cosméticos solares con la máxima protección.

- Fototipo II: A este grupo pertenecen aquellas personas que tienen la piel clara y a menudo salpicada con pecas, los ojos azules o castaños y el pelo, de nuevo, rubio o pelirrojo. Suelen quemarse también con facilidad, sin embargo, pueden llegar a broncearse lentamente, llegando a adoptar un tono levemente moreno, casi imperceptible en la mayoría de los casos. Necesitan utilizar productos con protección solar muy alta.

- Fototipo III: Se trata de un grupo integrado por personas que presentan pelo rubio o castaño claro, ojos que pueden ser verdes o marrones y un tono de piel clara en invierno pero que se broncea en verano. A veces, si no toman precauciones o se toma el sol durante demasiado tiempo, pueden quemarse, pero en la mayoría de los casos suelen ponerse morenos tras sus exposiciones solares. No obstante, deben usar una protección solar alta.

- Fototipo IV: Las personas que se engloban dentro de esta tipología son aquellas que tienen el pelo castaño oscuro, los ojos marrones y la piel, de por sí, morena. No suelen tener problemas para broncearse, y su piel adopta una tonalidad dorada con facilidad. Sólo se queman si están mucho tiempo tomando el sol, pero eso no significa que no tengan que usar protector solar, con un SPF normal, en este caso.

- Fototipo V: Quienes se encuentran dentro de este grupo, son personas que tienen la piel oscura, al igual que los ojos, y el pelo de color negro. Se broncean con muchísima facilidad y no es necesario que se expongan mucho al sol para estar morenos. Es muy raro que se quemen, y esto sólo ocurre cuando están expuestos a las radiaciones solares de una manera excesiva. Sin embargo, ellos también necesitan usar protección solar, normal o baja, sobre todo en las horas centrales del día.

- Fototipo VI: Las personas de raza negra son las que nutren este grupo. Sus pieles son muy oscuras, al igual que su cabello y ojos. Es casi imposible que se quemen, pues tienen una piel muy pigmentada, aunque deben evitar la exposición al sol sin protección, pues las radiaciones, aunque no les produzcan daños externos, también son nocivas.

 

 

Fototipos de piel


Fototipo 

 Piel

Ojos 

Pelo 

 Bronceado / Quemaduras 

 Protección solar necesaria

 I

Rosada y muy pálida 

Verde claro o azules 

Rubio o pelirrojo 

Casi nunca/
Gran propensión 

Máxima 

 II

Clara 

 Azules, verdes o marrón claro

 Claro

 Muy lento /
Propensión

Muy alta 

 III

Clara en invierno y bronceada en verano 

Verdes o marrones 

 Castaño

 Facilidad/ 
Por exposición larga al sol

Alta 

 IV

Morena 

Marrones 

 Castaño

Bastante facilidad/
Difícil 

Normal 

 V

Oscura

Marrones o negros

 Castaño oscuro o negro

Mucha facilidad/
Difícil

Normal - baja 

VI

Muy oscura o negra 

Marrones oscuros o negros 

Negro

Mucha facilidad/
Muy difícil 

Baja 

 


Volver al Especial "Cuidados bajo el sol"