Un buen abrigo es un abrazo, sin duda. Los hermanos, Iñaki y Aitor, de Ailanto, lo saben. El pasado 10 de febrero en la MBFW su desfile me recordó lo fundamental que es un buen abrigo en el armario y lo maravilloso que es un abrazo grande cuando lo necesitamos.

Su colección me ha encantado pero su gesto durante el carrusel paseando hasta el final de la pasarela, y besando y dando gracias a cada una de sus modelos, ha superado con mucho la calidez y belleza de sus abrigos.


En ese ambiente de lanas y prendas de abrigo ha llegado el cariño solo, sin llamarlo. Primero con todas estas personas con las que hemos cerrado prácticamente la pasarela en una sesión de fotos de “fin de curso”.



Y después encontrándome amigos a los que quiero tanto como Espido Freire y Rubén Bejarano y que llevan el abrazo cargado en la mirada incluso antes de que llegues.



Para un día tan cálido, me he puesto un abrigo. Ha sido una forma sencilla de regalarme un abrazo. Mi precioso abrigo azul tinta de Ailanto.

 

Raquel Sánchez Silva Comerse el mundo

Periodista, presentadora y escritora.

Comerse el mundo
+info
Raquel Sánchez Silva Comerse el mundo

Periodista, presentadora y escritora.

Comerse el mundo

"Comerse el mundo" es el título de este blog porque es pura filosofía de vida. En este lugar en el que vamos a encontrarnos quiero comunicaros, por encima de todo, los beneficios de mirar a este mundo con ganas de devorarlo para evolucionar, aprender, cambiar y experimentar todo lo bueno de la vida. Espero poder proponeros planes, ideas, soluciones, cambios, riesgos y experiencias que nos unan en un hambre común: conocer, sentir y vivir al máximo respetando a todos y queriendo siempre ser un poco mejores. Bienvenidos, comensales.

Instagram