Si hay algo que no soporto en mi casa es que las cosas estén…por ahí. Y hablo de esos elementos que nos cuesta guardar por su estructura, su tamaño, ¿dónde ponerlos?

Longs, skates, bicicletas, cascos, esquís, patines en línea, guitarras eléctricas y todo lo que se os pueda ocurrir. Son, además, elementos que nos gusta utilizar y , por tanto, tenerlos a mano. Y da la casualidad de que, además, son bonitos, tienen diseños que aportan y no desmerecen los espacios sino que los llenan.

Hoy quiero compartir con vosotros mi invento. Decidí que la pared (de salida de casa) era el lugar ideal. Colgar los elementos como si estuvieran en un expositor y, de paso, tenerlos siempre a mano. Para que la pared no se dañara e, incluso, agradeciese los golpes (quedará más bonita un poco descascarillada a su tiempo, jejejeje) la pinté con pintura de pizarra (aún me faltan los mensajes escritos para señalar los longs, las bicis, entrenamientos, fechas…)… Pero todo llegará. Las estructuras de hierro se las encargué a un herrero amigo. Me las hizo a medida. Lo bueno es que son intercambiables y valen para muchas cosas. Son, en realidad, GANCHOS. Están diseñados para colgar cada uno de los elementos a diferentes alturas, pero se pueden sacar y ser sustituidos en cualquier momento como podéis ver en la regleta de hierro superior. Julio, mi herrero, diseñó las diferentes opciones para cascos, tablas, patines…Y este es el resultado.



Yo estoy encantada. He conseguido una pared divertida, urbana y moderna y me he quitado de en medio todas esa cosas que solemos esconder al fondo de nuestros armarios o en maleteros que hacen que no las usemos únicamente por no tener que sacarlas. Si no hay una solución en el mercado para ti, créala. Tú puedes.

Raquel Sánchez Silva Comerse el mundo

Periodista, presentadora y escritora.

Comerse el mundo
+info
Raquel Sánchez Silva Comerse el mundo

Periodista, presentadora y escritora.

Comerse el mundo

"Comerse el mundo" es el título de este blog porque es pura filosofía de vida. En este lugar en el que vamos a encontrarnos quiero comunicaros, por encima de todo, los beneficios de mirar a este mundo con ganas de devorarlo para evolucionar, aprender, cambiar y experimentar todo lo bueno de la vida. Espero poder proponeros planes, ideas, soluciones, cambios, riesgos y experiencias que nos unan en un hambre común: conocer, sentir y vivir al máximo respetando a todos y queriendo siempre ser un poco mejores. Bienvenidos, comensales.

Instagram