El refranero está lleno de sentencias que aseguran que no podemos hacer dos cosas a la vez. 'Comer sopas y sorber, no puede ser', 'No se puede estar al plato y las tajadas', 'No se puede estar en misa y repicando', 'No se puede dormir y guardar la era'…

No soy nada fan del refranero y llevarle la contraria, me encanta. ¡Claro que se puede! Ayer lunes, pensaba en todas las pequeñas ventanas que vamos abriendo con nuestras acciones y cuyas consecuencias se solapan en cualquier día, en cualquier momento, haciendo que seamos capaces de hacer dos cosas a la vez y tres y cuatro… En realidad, nuestras intenciones y nuestros planes están en muchos sitios a la vez, ocurriendo a la vez y generando experiencias simultáneas.

Justo antes de empezar El debate de SV el domingo, recibí un enlace con el nuevo anuncio de la campaña de donación de sangre de la Cruz Roja producido por Antiestático para la agencia Sorensen.  ​El caso es que ese anuncio se ha rodado en los espacios en los que tenemos el showroom Baraka y Fiumine, la oficina de Ganas de Malasaña, Lavapiés y otros, así como las oficinas centrales de Antiestático. De ahí, los planos de Antón Martín y la Plaza de Santa Ana porque estamos muy cerca.  

Me ha hecho mucha ilusión ver el anuncio y ver la imagen de una potencial donante con nuestros cojines y en los lugares en los que trabajamos. Buscad los espacios comunes gracias a estas fotos.

​Podéis ver aquí el vídeo:

En estos nuevos tiempos, lejos de los refranes, nuestro tiempo es flexible, nuestras posibilidades infinitas. Estamos en muchos lugares de forma personal o virtual, con la intención, el proyecto, un perfil, un post en un blog… Donar sangre también es poder estar en muchos lugares a la vez. Unirse a esa cadena es también viajar con ella y, de paso, llevarle la contraria al refranero porque sienta muy bien.

Raquel Sánchez Silva Comerse el mundo

Periodista, presentadora y escritora.

Comerse el mundo
+info
Raquel Sánchez Silva Comerse el mundo

Periodista, presentadora y escritora.

Comerse el mundo

"Comerse el mundo" es el título de este blog porque es pura filosofía de vida. En este lugar en el que vamos a encontrarnos quiero comunicaros, por encima de todo, los beneficios de mirar a este mundo con ganas de devorarlo para evolucionar, aprender, cambiar y experimentar todo lo bueno de la vida. Espero poder proponeros planes, ideas, soluciones, cambios, riesgos y experiencias que nos unan en un hambre común: conocer, sentir y vivir al máximo respetando a todos y queriendo siempre ser un poco mejores. Bienvenidos, comensales.

Instagram