Collares con sabor a baobab

"Antes de crecer, los baobabs empiezan por ser pequeños". La frase pertenece a uno de los libros más bonitos que se han escrito; 'El principito' y sirvió a mi amiga Irene Echeverría para dar nombre a su marca de complementos.

Irene tiene 22 años, es de Pamplona y estudia Ingeniería de Caminos. Sí... Sé lo que estáis pensando. La chica es guapa y también lista. ¡Un partidazo, vamos!

Hace unos meses, esta navarra se dio cuenta que su obsesión por los complementos era tal que le faltaban ocasiones para ponérselos. Sus amigas envidiaban el repertorio que lucía y no paraban de hacerle encargos, así que un buen día –consciente del éxito de sus collares- decidió compaginar los exámenes de "estructuras" y "materiales" con las cuentas y los cierres… y comenzar a producir. Había plantado la semilla de su propio Baobab.



Todos los complementos están diseñados y creados por ella misma, artesanalmente, con paciencia y cariño. Para hacerlos, se inspira en los materiales y colores de moda combinándolos siempre de manera original y adaptándolos a su estilo. Gracias a ese talento, podemos encontrar un abanico de posibilidades en el que rara vez estas obras de arte superan los 15 euros.



Además, en Baobab todos los modelos se pueden personalizar, por lo que si te gusta la exclusividad y buscas un complemento para un outfit específico, Irene te puede hacer uno "a medida". Alta costura a precios más que asequibles que ya ha seducido a muchas presentadoras de televisión como Susanna Griso, o Sandra Daviú y que podéis descubrir en su página de facebook.com/collaresbaobab.

Es cierto que los periodistas tenemos que ser objetivos, pero en este caso, creo que me puede -de nuevo- el orgullo de amigo; Irene pertenece a esa generación de jóvenes que no se queda en casa esperando a que le llueva el maná del cielo. (Afortunadamente, cada vez son más).



Emprendedora, ha montado su propio negocio con la ayuda de buenos amigos a los que da las gracias siempre que puede. Fotos, vídeos, presencia en las redes sociales... El talento de esta diseñadora encerrada en el cuerpo de una ingeniera crece poco a poco, con paso firme. Porque "los baobabs empiezan por ser pequeños"... pero –añado yo– "terminan rozando el cielo".
; )

AUTOR Alberto Herrera

Soy periodista, presentador de televisión, actor de doblaje en ciernes y adicto al chocolate.

Alberto Herrera
+info
AUTOR Alberto Herrera

Soy periodista, presentador de televisión, actor de doblaje en ciernes y adicto al chocolate.

Alberto Herrera

¡Hola! Me llamo Alberto Herrera. Soy periodista, presentador de televisión, actor de doblaje en ciernes y… adicto al chocolate casi desde que tengo uso de razón. Puedo llegar a comer más de una tableta al día, así que con un “overbooking” de endorfinas tan grande me mantengo inmune frente al virus de la envidia. Mis amigos lo saben y por eso, en estos días grises, comparten conmigo secretos, momentos brillantes y más de una juerga. ¡Y yo os contaré muchas de estas cosas a vosotras!.