Dominguero y encantado

Desde que Luis Bárcenas ingresó en la prisión de Soto del Real, me ha tocado informar de las idas y venidas que se han producido en la cárcel prácticamente a diario.

Con semejante comienzo sé que ahora mismo estaréis preguntándoos si voy a pasar de “nuestro pacto”; estad tranquilos no lo voy a hacer. Nunca se me olvida que Charo Carrera me contrató para que os recordase que la vida tiene –todavía- un lado divertido (y para que también me lo recuerde a mi mismo, no os creáis) y si me concedéis diez líneas más, entenderéis a dónde quiero llegar.



Nunca había pisado Soto del Real antes. No tengo amigos en la Sierra y todavía ninguno en la cárcel. Así que después de varios años en la capital, la zona era virgen para mí. Sin embargo, para alguien de costa, la visión de una masa de agua a lo lejos no pasó desapercibida ni uno solo de esos días.

Preguntando, me enteré de que lo que veía era el Embalse de Manzanares el Real, también conocido como Embalse de Santillana (pueblo Cántabro como un servidor). Con lo que me gustan a mí las “señales del destino”, este fin de semana me he decidido a conocerlo por fin!! Qué pena haber tardado tanto!



En un primer momento, me decepcionó un poco la sensación de no haber sido el único al que se le ocurrió que semejante plan podía ser la mejor elección para aprovechar como Dios manda la mañana de un domingo. La zona estaba llena!! Pero una vez que asumí que me acababa de convertir en el “dominguero mayor del reino”, entré dentro del Parque Natural y la sensación desapareció por completo.

Kilómetros y kilómetros cuadrados de árboles permiten que nos dispersemos rápidamente del resto de la manada y, una vez solo, hacen que te sientas en medio de cualquiera de las secuencias de la trilogía “Crepúsculo”. Eso sí, en lugar de casas “High tech”, en este bosque uno termina encontrando cabañas de madera junto al margen del Manzanares. En estos improvisados bares se puede tomar –prácticamente- de todo por menos de tres euros y aunque en medio de la nada uno pagaría millones por una botella de agua... Afortunadamente, los ladrones no cruzan los muros de Soto.



Junto a ellos, el margen del río se abre camino entre enormes piedras de granito, así que encontrar un sitio para poner la toalla acaba dependiendo de la suerte, las ganas de caminar y la paciencia que cada uno ponga en la aventura.

Mi amiga Clara y yo somos personas perseverantes, así que caminamos hasta encontrar el Nirvana en un rincón bastante alejado del resto de la tribu. Y, aunque suene cursi, sólo terminaron acompañándonos las libélulas (algunas de color azul eléctrico) y las mariposas!! Toda una invasión!!! Vamos, como en el vídeo de Des´ree!!!! Os acordáis del temazo, verdad? 



 Por cierto, hablando de vídeos, temas del verano y buena música durante el viaje de vuelta. Entre risas y tonterías, nos dimos cuenta de una cosa; o estamos muuuy poco puestos en el tema o la “canción del verano” de 2013 todavía no suena con fuerza, si olvidamos el “Sexy Money” de Leticia Sabater, claro!.

La estaban poniendo en la radio justo al cruzar el desvío de la Cárcel de Soto y por mucho que me lo repita la rubia… ninguna cuenta en Suiza puede comprar la felicidad que siente un dominguero al volver a casa.

Feliz lunes!! ; )

AUTOR Alberto Herrera

Soy periodista, presentador de televisión, actor de doblaje en ciernes y adicto al chocolate.

Alberto Herrera
+info
AUTOR Alberto Herrera

Soy periodista, presentador de televisión, actor de doblaje en ciernes y adicto al chocolate.

Alberto Herrera

¡Hola! Me llamo Alberto Herrera. Soy periodista, presentador de televisión, actor de doblaje en ciernes y… adicto al chocolate casi desde que tengo uso de razón. Puedo llegar a comer más de una tableta al día, así que con un “overbooking” de endorfinas tan grande me mantengo inmune frente al virus de la envidia. Mis amigos lo saben y por eso, en estos días grises, comparten conmigo secretos, momentos brillantes y más de una juerga. ¡Y yo os contaré muchas de estas cosas a vosotras!.