Y las series que vuelven son...

  •  

Septiembre es un mes melancólico, ¿verdad? Los días cada vez tienen menos horas de luz y las vacaciones ya solo son un vago recuerdo de playas, mojitos y atardeceres que parecen pertenecer a la vida de algún otro afortunado. Creo que para hacer más llevadera la dichosa 'depre postvacacional', los programadores televisivos (benditos sean) decidieron estrenar las nuevas temporadas de las series que amamos a lo largo de este mes. En Estados Unidos se estrenó la tercera temporada de una de mis 'sitcoms' favoritas: 'New girl'.

Ya, ya sé... Zoey Deschanel, sus estilimos hipsters, su flequillo y su ukelele pueden resultar pelín irritantes a ratos pero, en general, me hace reir y pasar un buen rato. Aunque para mí el auténtico gancho es Jake Johnson que es sexy y gracioso a partes iguales. El intríngulis de la serie reside, precisamente, en la química entre ambos. Que es mucha y de la buena.

Jess y Nick terminaron enrrollándose y fugándose juntos al final de la temporada pasada y ahora les encontramos en México metiéndose en líos y en plena locura de amor. Si tuviera que apostar sobre el futuro de su relación diría que, a lo largo de esta temporada, romperán, volverán y romperán de nuevo. Probablemente, en el último capítulo. Es la aritmética clásica de la 'sitcom' de trama romántica. 

Entiendo a quienes denuncian que es una versión descafeinada de 'Friends'. Efectivamente, lo es. Pero también creo que refleja con bastante tino a una generación de jóvenes de trabajos más o menos precarios, vidas amorosas inestables y constantes dudas existenciales. Así son, al menos, la mayoría de treintañeros que yo conozco en LA.

A renglón seguido, Fox estrenó la segunda temporada de 'The Mindy Project', de la que os hablé hace algunos meses y que cada vez me tiene más enganchada. Me gusta porque Mindy Kaling tiene su gracia y es un personaje televisivo refrescante. Me gusta por la tensión sexual no resuelta entre ella y su compañero de trabajo, Danny (interpretado por el bajito, pero sexy Chris Messina). Y me gusta porque empezó pisando fuerte con James Franco como estrella invitada, que intepretará a un terapeuta sexual en los dos primeros capítulos de la temporada. Y no es que Franco sea santo de mi devoción (peca de pedante y autosuficiente cada vez que abre la boca), pero los cameos siempre son un plus en una sitcom.

Y para cerrar el capítulo de comedias televisivas, el próximo lunes se estrena la novena y última temporada de 'Cómo conocí a vuestra madre'. Me tragué las primeras siete temporadas (184 capítulos hasta la fecha) del tirón. Luego, mi devoción empezó a languidecer. Ted, que antes tanto me enternecía, me resulta ñoño; Marshall y Lily son aburridos y previsibles y hasta Barney y Robin han perdido su gracia desde que se quieren tantísimo. 

Aún así, después de ocho temporadas, tendré que tragarme la última y definitiva. Aunque miedo me da. Los creadores han desvelado que toda la temporada se desarrollará durante un solo fin de semana, el de la boda de Robin y Barney. Y todo para resolver la madre de todos los misterios: la madre, valga la redundancia. Nos la presentaron el año pasado en un breve plano de cinco segundos (la encarnará la actriz Cristin Milioti) y ahora descubriremos cómo Ted se enamoró de ella. Supongo que la trama estará plagada de flashbacks y, sobre todo, de flashforwards.

Y así, entre tramas románticas y chistes más o menos afortunados, pasaremos el otoño, el invierno y la primavera hasta que vuelva la temporada alta de mojitos, playas y atardeceres. Ya se me va pasando la depre...

Autora La espía

Mi código postal: 90210. Mi trabajo: espiar a mis famosísimos vecinos de mi barrio y aledaños.

La espía
+info
Autora La espía

Mi código postal: 90210. Mi trabajo: espiar a mis famosísimos vecinos de mi barrio y aledaños.

La espía

Te cuento lo que se dice en los pasillos de los estudios de cine y TV, los hoteles de lujo y los restaurantes de moda de Los Ángeles, la única ciudad capaz de ser decadente de día y glamurosa de noche.