No sé vosotras, pero cuando yo tenía 17 años mis veranos eran pura 'dolce vita': piscina, playa, amigas, vacaciones, fiestas de pueblo, más piscina, más playa, más fiestas de pueblo... Y así, durante dos meses.

Por supuesto, no tenía un duro, pero tenía todo el tiempo del mundo. Poco edificante, desde luego, pero muy divertido. Eso en Estados Unidos no se lleva. De hecho, está muy mal visto. Cualquier adolescente tiene un trabajo de verano. Sea limpiando platos en un restaurante o trabajando de canguro para sus vecinos. Es su manera de educar en la responsabilidad y el esfuerzo.

Claro que no todos los trabajos de verano son iguales. Esta semana, se ha filtrado a la prensa que Malia Obama, la hija mayor del presidente estadounidense, ha conseguido un trabajo como becaria en 'Girls', la serie de HBO creada y protagonizada por Lena Dunham. "Es una gran fan de la serie y se lo contó a Lena (Dunham) cuando visitó la Casa Blanca", ha explicado una fuente próxima a la producción a la revista US Weekly. Malia, que acaba de cumplir 17 años, ha sido vista llevando cafés (típica tarea del becario) en el rodaje de la serie en Brooklyn.

La Casa Blanca, que siempre intenta proteger la intimidad de las hijas del presidente, ni confirma ni desmiente. Se sabe, eso sí, que el matrimonio Obama reaccionó con cierta preocupación cuando supo que a Malia le gustaba la serie, especialmente explícita en lo que al sexo se refiere. Pero, obviamente, su hija se ha salido con la suya.

Malia siempre ha mostrado interés por la industria del entretenimiento. El año pasado trabajó como asistente de producción de 'Extant', la serie protagonizada por Halle Berry. Y en 2012, su madre le confesó a la revista People: "Igual que su padre, a Malia le encanta leer y el cine. Pero todavía es pronto para saber lo que quiere hacer".

De momento, tiene que terminar el instituto. El próximo curso será el último en la escuela privada Sidwell Friends School de Washington a la que asiste. Después de su graduación, dejará el nido y empezará su etapa universitaria. Este año ha visitado los campus de la Universidad de Nueva York, Columbia (donde estudió su padre), Stanford y Berkeley en California, pero aún no se sabe cuál será su destino.

Lo que está claro es que si cuando termine de estudiar aún le interesa el show business, las puertas de Hollywood están abiertas de par en par para ella.

Autora La espía

Mi código postal: 90210. Mi trabajo: espiar a mis famosísimos vecinos de mi barrio y aledaños.

La espía
+info
Autora La espía

Mi código postal: 90210. Mi trabajo: espiar a mis famosísimos vecinos de mi barrio y aledaños.

La espía

Te cuento lo que se dice en los pasillos de los estudios de cine y TV, los hoteles de lujo y los restaurantes de moda de Los Ángeles, la única ciudad capaz de ser decadente de día y glamurosa de noche.