Compañera de profesión (aunque nunca hemos tenido la suerte de trabajar juntas), Tania es una de esas personas a las que coges cariño casi sin darte cuenta. Por eso, desde que me enteré que iba a casarse la insté a publicar su boda con Jorge en el blog. Dicho y hecho. En cuanto tuvo en su poder las fotos no dudó en enviármelas y ahora puedo compartirlas con vosotros cuando están a punto de cumplir su primer año como casados. ¡Muchas felicidades pareja y a por muchos más! ¿Quieres que tu boda aparezca en el blog? Envía un mail a bloghastaquelabodanossepare@gmail.com o entra en la página de Facebook. ¡Te espero!

¿Dónde y cuándo fue la boda?

La boda la celebramos el 11 de octubre de 2014 por la tarde. Para la ceremonia religiosa elegimos la Catedral Magistral de Alcalá de Henares, la ciudad donde los dos hemos crecido y que ha sido testigo de nuestros diez años de relación como novios. El templo es una una auténtica joya arquitectónica y, aunque en la fecha de nuestra boda se celebraba en la ciudad la Feria Medieval en honor a Miguel de Cervantes, no tuvimos ningún problema en acceder a la Iglesia, aunque a mi llegada había más público del habitual. Para la celebración, ofrecimos a nuestros invitados cocktail, cena y barra libre en Complejo Cervantes, situado en Loeches. Para hacer más cómodo el traslado entre Alcalá y Loeches, pusimos un autocar que realizó un viaje de ida y dos de vuelta.

¿Cuánto tiempo os llevó organizar la boda?

Estuvimos organizando la boda en torno a un año y medio. Lo primero que hicimos fue coger cita en el restaurante y luego en la Iglesia, aunque lo normal es hacerlo al revés. Cuando visitamos Complejo Cervantes y descubrimos su salón Quijote, no quisimos buscar más. Bloqueamos la fecha y esa semana acudimos a la Catedral a cerrar la ceremonia religiosa, nos arriesgamos pero salió bien. Después, contratamos al fotógrafo y el resto fue llegando sin darnos cuenta. Fotomatón, invitaciones, alfileres, regalitos, flores, tarjetas de agradecimiento… ¡Son tantos detalles que no se cómo hay parejas que emplean menos de un año en la planificación de su boda!

¿Cómo era el vestido de novia?

Sólo visité un par de tiendas de vestidos de novia. Probé diferentes estilos, aunque tenía muy claro lo que quería (corte princesa, raso y espalda con pedrería) y lo que no quería (corte sirena, palabra de honor, tul bordado). Cuando vi en la percha el modelo Oderi de la colección 2014 de Pronovias supe que iba a ser el mío. ¡No me equivoqué! Al verme en el espejo lo tuve muy claro, pero al salir del vestuario y ver a mis padres y mi hermana emocionados supe que no tenía que buscar más. ¡Era perfecto para mi!

Si os tuvierais que quedar con una anécdota divertida de la boda...

Con el tiempo, la anécdota ha quedado en “divertida” pero ese día casi pierdo los nervios. La maquiladora llegó más de una hora tarde a mi casa. Contraté a una profesional de MAC que trabaja en El Corte Inglés de Castellana. Ese día, tenía que trasladarse de Madrid a mi casa en Alcalá de Henares, un trayecto que habitualmente no se tarda más de 20 minutos en recorrer, y un enorme atasco bloqueaba la A2. ¡Casi no llega a tiempo! Fue un momento muy estresante, aunque hoy, me río.

¿Tu momento favorito del día?

Todos los recuerdos que conservo de ese día tan especial son maravillosos, como la entrega del ramo de novia a mi madre o los regalos que hicimos a nuestros hermanos. Pero sin duda el mejor momento fue el instante en el que llegué al altar del brazo de mi padre. Intentaba por todos los medios controlar las lágrimas, pero ver a mi marido llorar de felicidad hizo que soltara todo. Creo que es el momento más feliz que he vivido hasta la fecha. ¡Nunca olvidaré su cara! Un segundo momento muy especial fue cuando ya habíamos recitado el consentimiento y el cura dijo “Jorge, tu esposa espera un pequeño detalle”, sujetó mi cara entres sus manos y me dio el beso más bonito que jamás me haya dado. ¡Inolvidable y muy romántico!

Si volvieras a casarte ahora, ¿qué cambiarías?

No cambiaría absolutamente nada. Cada detalle de ese día fue muy especial. Controlamos los nervios y disfrutamos de nuestros invitados. ¡Lo pasamos como nunca! Si pudiera echar marcha atrás y retroceder en el tiempo volvería a hacer todo exactamente como lo hicimos ese 11 de octubre.

Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre
+info
Autora María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Ahora te acompaño desde la barrera hablando de novias, vestidos, anillos y algún que otro quebradero de cabeza.

María Aguirre

Fui novia en apuros en busca de la boda perfecta. Superada la prueba, volvería a decir "sí" un millón de veces más. ¿Tu también te casas o tienes boda a la vista? Acompáñame en este espacio sobre ceremonias, vestidos, anillos, banquetes y algún que otro quebradero de cabeza. Escríbeme a bloghastaquelabodanossepare@gmail.com