La historia de amor de Charlene Wittstock y Alberto de Mónaco comenzó hace nada menos que once años, cuando se conocieron. En el año 2000, Charlene, que por entonces era nadadora profesional, compitió en un campeonato celebrado en Mónaco. Allí conoció al que el 2 de julio de 2011 se convertirá en su marido, Alberto de Mónaco.


Sin embargo, su relación no comenzó hasta unos años más tarde. Entre medias, Alberto de Mónaco llegó a tener dos hijos ilegítimos reconocidos con dos mujeres diferentes.

Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock hicieron pública su relación el 10 de febrero de 2006, durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Invierno de Turín.

Desde entonces hasta ahora, Alberto y Charlene han sido inseparables. Así hasta el 23 de junio de 2010, cuando anunciaron su futuro enlace, previsto para el 1 y 2 de julio de 2011.

Entre tanto, Charlene Wittstock tuvo que convertirse al catolicismo. La ex nadadora, natural de Sudáfrica, tuvo que abandonar el protestantismo.

A la ceremonia civil y religiosa asistirán nada menos que 4.000 invitados, todo un récord viendo que la boda entre Catalina y Guillermo de Inglaterra tuvo 2.000.