Decálogo del protocolo para los invitados a la boda de Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra

  • El protocolo para una boda de carácter real como la de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton exige un comportamiento acorde con la importancia del enlace. El decálogo del invitado perfecto incluye normas que van desde el vestuario hasta el comportamiento delante de la realeza. El protocolo manda.

Seguro que habrá alguno o alguna que se pase de listo. Pero, lo cierto es que el protocolo para la boda de Kate Middleton y Guillermo de Inglaterra es bastante estricto, y habrá poco espacio para la 'innovación'.

Los invitados que acudan a la boda deberán seguir unas normas sencillas pero de 'casi' obligado cumplimiento para no desentonar en el enlace. 

En esta miniguía resumimos el protocolo a seguir para ser el invitado perfecto según los expertos en etiqueta Debretts:

  1. Hombres: tienen tres opciones para el vestuario: Uniforme militar, traje ejecutivo o traje formal. En el primero de los casos, sólo los miembros en activo del ejército británico pueden acudir con su uniforme y deben tener el permiso de sus superiores para llevarlo.
  2. La segunda de las opciones será la más elegida por los invitados: se estipula un traje con cuello y corbata en tonos discretos.
  3. La opción más formal exige un chaqué o frac en tonalidades desde el gris hasta el negro. Debe completarse con un chaleco en amarillo o gris que no deje al descubierto la espalda, camisa blanca de gemelos (a poder ser con corbata), pantalones grises rayados, zapatos negros (de cordones), guantes y sombrero de copa.
  4. Mujeres: Las mujeres deberán llevar un vestido de día (por encima de las rodillas) o en su defecto traje chaqueta y falda. Los tacones deberán ser altos y la cabeza deberá ir cubierta de alguna manera, ya sea con un simple tocado o broche. Los sombreros, sin estar prohibidos, se pide que no sean excesivamente grandes para no provocar situaciones absurdas a la hora de los saludos.
  5. Saludos reales: A la hora de saludar a la realeza, la etiqueta es muy simple: Los hombres deberán ladear la cabeza y mirar hacia abajo. Las mujeres deberán agacharse gentilmente, apoyando el peso en el pie más adelantado.
  6. Está admitido aceptar un saludo de la Reina, pero nadie debe apoyar su brazo sobre ella.
  7. Fotos, móviles y dispositivos digitales: Totalmente prohibidos. Aunque no se 'perseguirá' a los invitados, se pide que no se tomen fotos ni se contacte con las redes sociales (Twitter, Facebook...) a lo largo del día. Lo contrario se tomaría como un acto de descortesía.
  8. Comida: La recepción será un buffet de bienvenida, por lo que no habría problemas. En la cena oficial habrá más dificultades, aunque la regla de oro a la hora de usar los cubiertos es de fuera hacia dentro. 
  9. Las copas estarán a la derecha, siendo la del agua la más alejada de los platos.
  10. Conversaciones reales: No dirigirse a la Reina salvo que ella inicie la conversación. No abordar asuntos personales. Dirigirse primero como 'Su Majestad' y después como señora. Por debajo de la reina, hay que dirigirse a los miembros de la familia real como 'Su Alteza Real' y después como señor o señora.