Doña Letizia ha lucido un traje de Felipe Varela que la ha convertido en la más elegante de las asistentes femeninas a la cena de gala que en honor del príncipe Guillermo de Inglaterra y de Kate Middleton se celebra en el Hotel Mandarin Oriental de Londres.

El tono gris elegido para el vestido y el cabello recogido ha resaltado la belleza de la princesa de Asturias.

El vestido con un aire años 50 está realizado en muselina y tul gris alavandado. Bordado con flores en tonos uva, rosa talco, ceniza y violeta, Felipe Varela ha puesto a la princesa en lo más alto de la elegancia.

El conjunto se complementaba con unas sandalias en raso violeta de Magrit. Como complemento un foulard para combatir el frío londinense y un pochette -bolso pequeño- en raso lavanda oscuro.