La Princesa Letizia, Pippa Middleton, Máxima Zorreguieta, Charlene Wittstock, Camila Parker, la Reina doña Sofía...

Victoria Beckham llegó a la abadía junto a su esposo luciendo un vestido de su última colección AW11, que dio a conocer el pasado mes de febrero durante la Semana de la Moda de Nueva York.

Doña Letizia estaba elegantísima con un vestido en muselina plisada rosa terracota, con bordados imperio en hilo al tono de Felipe Varela. El sombrero lo firmaba Pablo y Mayaya. Los zapatos son de Magrit.

Máxima Zorreguieta, como viene siendo habitual, lució espectacular un vestido con encaje dos piezas color nude.

Por su parte, Charlene Wittstock, a pocos meses de su boda, también triunfó con su estilismo. Muy elegante, la prometida del Príncipe Alberto de Mónaco, lució un traje gris y una pamela muy llamativa.

Pero si alguien destacó por su elegancia, e impresionó a la llegada a la Abadía, fue la hermana de Kate y madrina de la novia. Pippa llevó un vestido que a primera vista parecía blanco, creado por Sarah Burton para Alexander McQueen.

 La casa real británica se ha encargado de aclarar que se trata de un marfil satinado. Un vestido en crepé pesado y adornos de encaje como el vestido de novia de Kate Middleton.

Por supuesto entre la más elegantes figura Marie Chantal de Grecia con un traje gris y un tocado muy original.

Vota aquí por la más elegante de la ceremonia