Lo ha vuelto a hacer. Pippa Middleton ha eclipsado a su hermana, pero en esta ocasión lo ha hecho en el día más importante en la vida de Kate, el día de su boda.

Pippa Middleton ha acudido a la cena privada ofrecida por su hermana Kate y Guillermo tras su boda con un vestido con escote en V y tirantes color verde botella que resaltaba su belleza.

La hermana pequeña de Kate estaba espectacular. Era la conjunción perfecta de elegancia y sencillez. Pippa ha acaparado toda la atención de los fotógrafos y ha robado toto el protagonismo de la boda a su hermana tanto en la ceremonia en la Abadía como en las cenas de gala.