?
LOVE

El ciberacoso también es una cuestión de género

En el 70% de los casos de ciberbullying las víctimas son chicas

Content Factory

Compartir

El ciberacoso es el daño intencional y repetido que se inflige a través del entorno digital. Internet, smartphones y redes sociales son los canales por los que se propagan estas amenazas, hostigamientos, humillaciones, coacciones o intimidaciones hasta el punto de que estos canales son los que hacen que el ciberbullying se prolongue normalmente durante largos periodos de tiempo y se extienda una sensación de impunidad por parte del acosador. Lo más común es que el acosador envíe públicamente mensajes hirientes, genere rumores o publique contenido humillante sobre la víctima en los medios digitales, además de insultar y amenazarla directamente. Pero el ciberbullying también puede dar lugar a que el acosador robe las contraseñas, secuestre o cierre los perfiles de la víctima e incluso suplante su identidad.

Al hablar de ciberacoso hay que hablar también de género y no solo de edad. Las mujeres son las principales víctimas del ciberacoso. Un estudio reciente de Amnistía Internacional revela que una de cada cinco mujeres sufre acoso en las redes sociales en España. Además, un 19% de las encuestadas asegura haber experimentado situaciones de acoso en Facebook, Instagram u otras redes sociales. Y añade dicho informe que el 27% de las mujeres españolas vivieron amenazas de agresiones físicas o sexuales a través de esos canales.

El ciberbullying afecta al 24% de los escolares

teléfono de atención a víctimas del ciberacoso confidencial y gratuito 900 20 20 10

La situación no mejora conforme se baja de edad porque las adolescentes son también las víctimas mayoritarias del ciberbullyiung. En concreto, según los datos de la Fundación ANAR, siete de cada diez víctimas de ciberacoso en el ámbito escolar son niñas y adolescentes.

El ciberbullying afecta al 24% de los escolares, añade el estudio de esta fundación que atiende a víctimas de acoso escolar a través del teléfono confidencial y gratuito 900 20 20 10.   De ellos, el perfil mayoritario son chicas de entre 11 y 14 años, estudiosas, pertenecientes a una familia convencional y sin problemas económicos.

La forma más común de ciberacoso es a través del móvil. En concreto, cuando las víctimas son mujeres el 94,6% de los casos siguieron este patrón y Whatsapp es la aplicación más utilizada. Y lo normal, además, es que sean acosadas por compañeras del mismo género. Lo más preocupante es que los menores ciberacosados suelen tardan más de un año, de media, en pedir ayuda. Por eso, es fundamental detectar cualquier síntoma que pueda indicar un caso de ciberbullying como pueden ser el aislamiento, las excusas para no ir al colegio, los cambios de carácter, la pérdida o rotura del material escolar, el rechazo al uso del móvil o la manifestación de enfermedades psicosomáticas.

Compartir

Contenido de LOVE ORANGE y editado por Content Factory. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.

COPYRIGHT © TALLER DE EDITORES, S.A.