?
FLEXFORM

El placer elegante de volver a casa

Solo los muebles creados bajo los principios de la eterna elegancia, la excelente calidad y el confort inigualable son capaces de convertir el hogar en un oasis de tranquilidad y distinción.

Contenido desarrollado para

Cristina Castañer

Compartir

Practicar el Nesting, incorporar el Hygge o conseguir el tan ansiado Me time. Frente a la hiperconectividad, la ansiedad o el estrés característicos de la era digital surgen nuevos hábitos y actitudes para enfocar la vida a otro ritmo. El placer de quedarse en casa, la filosofía del bienestar o el tiempo para uno mismo surgen como antídotos frente a las preocupaciones diarias. Si sumamos además movimientos como el slow life o las técnicas mindfulness, nos encontramos que es en casa, donde uno se siente cobijado y en calma, donde empieza el cambio.

Convertir un hogar en un templo de la comodidad, es la mejor manera de conectar con uno mismo

En el best seller “Hygge. La felicidad en las pequeñas cosas”, Meik Viking, director ejecutivo del Instituto para la Búsqueda de la Felicidad de Copenhague, explica cómo escoger la luz adecuada, da consejos y recetas para organizar cenas con los amigos y habla de la necesidad de tener un hyggekrog o rincón favorito en el que estar a gusto y en paz. Convertir un hogar en un templo de la comodidad para disfrutar de un merecido descanso, es la mejor manera de conectar con uno mismo.

Por fin en casa

Abrir la puerta, descalzarse, soltarse el pelo, silenciar el móvil. Disfrutar del final del día en una atmósfera tranquila, a la temperatura perfecta, con la decoración y el entorno más confortable. Los defensores del concepto housewarming, que buscan convertir nuestro nido en un lugar cálido y agradable para estar, recomiendan que el ritual siga con la lectura de un libro, un capítulo de nuestra serie favorita o una música agradable… Es nuestro momento. Para lograr una sensación placentera de tranquilidad y calma, es importante elegir los muebles más adecuados: de diseño atemporal, funcionales a la vez que atractivos estéticamente, y sobre todo elegantes. Porque el estilo italiano también es sinónimo de armonía y serenidad en el hogar. Es la alegría de volver casa.

avanti
indietro

Muebles para ser vividos

Esta es la filosofía que siempre ha acompañado a la compañía italiana Flexform desde su fundación en 1959. La selección más exigente de los materiales junto al máximo cuidado en el proceso de fabricación dan como resultado muebles excelentes que mejoran la calidad de vida de quienes los disfrutan. La butaca A.B.C demuestra rigor y al mismo tiempo creatividad; una pieza contemporánea y versátil que se adapta con naturalidad a los espacios y con la que sentirse seguro y completamente en casa.

Diseñada por el arquitecto Antonio Citterio, esta pieza se basa en la tendencia del Movimiento Moderno, discreto y coherente, con un tubo de metal continuo que une la base y el apoyabrazos. Su atractivo se basa en la idea del asiento muy bajo, que genera un ajuste perfecto para los grandes cojines en forma de bloque. El mecanismo reclinable de la butaca A.B.C ofrece mayor comodidad a esta butaca refinada y sofisticada tanto tapizada en algodón como en cashmere, piel, lino o terciopelo. Citterio considera que “los clientes sienten la necesidad de encontrar su propio estilo y, al igual que Flexform, sienten que la única forma de hacerlo es demostrar una elegancia innata a través de piezas cuidadosamente elegidas para su entorno”.

La excelencia del Made in Italy

Flexform, internacionalmente reconocida por sus sofás, es una de las empresas fundadoras del Salone del Mobile Milano, donde ha participado desde la primera edición hasta la actualidad de forma ininterrumpida. Presente en los cinco continentes, fue una de las firmas que construyó la historia del diseño italiano con productos novedosos y de calidad, de origen garantizado y certificado desde un único sitio de producción, en Meda. Las colecciones Flexform evolucionan fieles a la belleza Made in Italy, la que atrae no porque se necesita si no porque se desea, la que es capaz de perdurar en el tiempo porque nunca pasa de moda. Excelencia, experiencia, honestidad. Porque el diseño italiano es un estilo de vida, también en nuestro hogar.

Compartir

Contenido de Content Factory para Flexform. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.