?
LOVE

Peligro, llegan los 'smombies': peatones adictos al móvil

El 98% de los accidentes provocados por un peatón están causados por el uso del smartphone mientras camina distraído por la calle

Content Factory

Compartir

Cada ocho minutos se produce el atropello de un peatón que camina por la calle sin atender a lo que le rodea por estar mirando el móvil. Pensamos que el uso del smartphone solo es un peligro al volante, pero cada vez lo es más para y por los peatones. Ir por la calle o cruzando una vía mientras escribimos mensajes sin levantar la cabeza de la pantalla, con la música atronando desde los cascos o actualizando las redes sociales puede ocasionarnos más de un susto, sobre todo en un país como España, que es uno de los principales países en los que a uso del móvil se refiere con una penetración superior al 80%.

Según datos de la Fundación Mapfre, el 98% de los accidentes en los que el responsable es un peatón están causados por el uso de smartphones. Es más, el riesgo que corre un transeúnte puede aumentar hasta un 40% cuando está con el móvil en la mano porque ir mirando a la pantalla del teléfono o escuchando música nos aísla de todo lo que hay alrededor, con lo que algo tan sencillo como cruzar un paso de peatones puede convertirse en un peligro.

La era de los ‘smombies’

Los peatones que no levantan la cabeza de su pantalla por la calle son ya conocidos como smombies (contracción de smartphone y zombie). Frenar de golpe para hacer una foto o un vídeo y subirla a las redes sociales, ir escuchando música o wasapeando son acciones frecuentes de estos caminantes tecnoadictos, lo que les hace especialmente peligrosos porque mientras fijan toda su atención en el móvil, pierden la perspectiva de lo que les rodea y pueden convertirse en la causa de un accidente de tráfico que puede costarles la vida a ellos mismos y a otros, tal y como recuerda la web Por un uso Love de la Tecnología, con la que Orange quiere concienciar a niños, jóvenes y adultos sobre la necesidad de un uso seguro y responsable de las nuevas tecnologías.

Un estudio revela que el 20% de los atropellos están causados por despistes de los peatones y, de estos, el 98% por ir utilizando su smarpthone

Hay quien podría tacharnos de exagerados, pero los pocos datos que hay al respecto son muy elocuentes. Un estudio realizado en 2013 en Estados Unidos y publicado en la revista British Medical Journal revela que el 20% de los atropellos que tienen lugar en los países desarrollados están causados por despistes de los peatones y, de estos, el 98% sucede por ir utilizando su smarpthone. Tras analizar el comportamiento de un millar de peatones involucrados en algún tipo de incidente de tráfico, la investigación concluye que uno de cada tres estaban distraídos con su móvil: el 11% escuchaba música, el 6% mantenían una conversación al teléfono y el 7% escribía mensajes. De hecho, la mensajería destaca por ser la actividad más peligrosa, ya que los peatones que van escribiendo mientras caminan por la calle son casi cuatro veces más propensos a ignorar las señales, cruzar por el medio de la calle o no mirar a los lados antes de bajar de la acera.

A pesar de que no hay normas estándar, ya hay ciudades de España que, pensando en la seguridad de estos smombies, han puesto en marcha iniciativas para proteger y concienciar a estos peatones adictos a las pantallas de sus smartphones. Es el caso de Sant Cugat del Vallés (Barcelona), que, inspirada en ciudades europeas como Ausburgo y Colonia, cuenta con semáforos de suelo. También en Alcobendas (Madrid) han creado una aplicación, Cebrapp, que avisa al peatón a través de bluetooth cuando se acerca al semáforo. Y en Talavera de la Reina (Toledo) han pintado mensajes en los pasos de cebra alertando a los peatones.

En otras ciudades del mundo se han puesto incluso más serios, de forma que, en Honolulú, por ejemplo, impondrán multas de hasta 100 dólares a los peatones que crucen la calle mirando el móvil. Es la primera localidad estadounidense que implanta esta ‘ Ley del Caminante Distraído’, pero a buen seguro no será la única dada la alta penetración de los móviles en nuestras vidas.

Finalmente, no olvidemos que nosotros, los adultos, somos el ejemplo en el que se miran nuestros hijos. Y si no les enseñamos conductas correctas o algo tan básico como respetar las normas de seguridad vial, cómo esperar que lo hagan los pequeños de la casa, que han de ser los adultos responsables del mañana.

Compartir

Contenido de Content Factory para LOVE ORANGE. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.

COPYRIGHT © TALLER DE EDITORES, S.A.