?

Contenido desarrollado para IKEA

IKEA

Estas son las tendencias deco que convertirán tu salón en el centro de tu casa

Es la estancia más importante de la casa, donde pasamos más tiempo y el lugar de celebraciones y reuniones. Así puedes adaptar cualquier hogar moderno para hacer del salón el epicentro de tu tiempo de ocio

Content Factory

Compartir

“Los ratos de ocio son la mejor de todas las adquisiciones”. Lo dijo Sócrates y siglos después seguimos dándole la razón. Hablamos de relax, desconexión, tiempo libre, diversión, esparcimiento, entretenimiento, hobbies… En definitiva, de esos momentos para hacer cosas sin obligación y disfrutar del placer de leer, ver una película tumbados en el sofá, jugar en familia, reunirse con los amigos, sacar la videoconsola e incluso practicar deporte. Ese tiempo libre que nos define y disfrutamos ya sea en soledad, en pareja, con hijos o sobrinos y con amigos. Si hay un epicentro de ocio en una casa ese es el salón. Es la estancia más importante, el lugar de celebraciones y reuniones, ya sean organizadas e inesperadas, y el espacio perfecto para desconectar y disfrutar en familia.

Según el estudio Dime cómo es tu salón y te diré quién eres. La vida en los salones españoles, el salón es la estancia donde pasamos más tiempo: 3,29 horas de lunes a viernes y 4,11 horas los fines de semana. Nueve de cada diez encuestados afirma que es el espacio más grande del hogar y para el 58% el más importante por el alto nivel de uso y actividades que desarrollamos en él, además de ser el lugar al que le da más importancia todos los miembros de la familia y la estancia visible para los invitados y, por tanto, el centro de las relaciones sociales. Por eso, el salón debe reflejar nuestra personalidad y adaptarse a los múltiples usos diarios que le damos como centro de ocio personal, familiar y social porque es el lugar donde sucede todo, desde la siesta después de comer hasta una maratón de la serie del momento, una fiesta de cumpleaños o una cena informal instalados en el sofá.

El sofá, el rey de la casa

En una sociedad que buscar renovarse y modernizarse, con pisos urbanos con menos metros cuadrados, la integración de las nuevas tecnologías en nuestras vidas y unas formas de relajarnos y socializar en constante cambio, el salón tiene que estar pensado para que podamos transformarlo y se adapte a nuestras emociones y necesidades, es decir ser flexible y líquido. Un salón social y abierto, pero también tranquilo y reflexivo con un rey indiscutible: el sofá. Firmas como IKEA han lanzado muebles funcionales que se adaptan a cada circunstancia como sus sofás modulares KIVIK y VIMLE, que se pueden combinar para adaptarse a tu espacio y forma de descansar, o los nuevos KUNGSHAMN y DELAKTIG, dos modelos versátiles y 100% adaptables cuyos módulos se ensamblan de forma independiente y que incluso permiten, en el último caso, cambiar de sitio respaldos y reposabrazos. Sofás de líneas puras y modernas idóneos para esos hogares que son cada vez más pequeños y en los que suceden más actividades de forma simultánea. Junto a ellos, opciones que incluyen almacenaje como RAGUNDA, sofás cama como FRIHETEN o destinados al relax como la serie FÄRLÖV son el mejor ejemplo de esa máxima que dice que “menos es más” y busca sacar el máximo partido al espacio.

Para terminar de personalizar nuestro salón, el toque final (y de color) lo dan fundas de cojín como OTTIL y SANELA y  las alfombras, con opciones artesanales y resistentes a la suciedad como las de la línea STOCKHOLM o las gruesas y mullidas VINDUM, perfectas para pasar tiempo en ellas jugando o cuando aparecen invitados sorpresa.

Transformables y adaptables son también las mesas de centro que no deben faltar frente a ningún sofá. Con los comedores como una estancia integrada en el salón cada vez más relegados a esos momentos especiales o ceremoniosos, soluciones como las que proponen la mesita STOCKHOLM, hecha de ratán natural y fresno, son perfectas para moverlas sin obstaculizar el paso, tomar un café o cenar. También puedes combinar dos mesas NYBODA, que con su línea minimalista y sencilla se integran en la habitación para responder a cada momento diario gracias a su flexibilidad y a un diseño reversible que personalizará tu salón a tu gusto.

Abiertos, modernos y familiares

Si el salón es el lugar donde más tiempo pasamos de la casa, hay dos actividades estrellas íntimamente relacionadas con él: la televisión y el juego. Para ganar espacio y personalizarlo son muy útiles los sistemas de almacenaje adaptables, sencillos y con variedad de colores como BESTA; dos clásicos modernos que decoran y ayudan a ordenar aprovechando el espacio como son las series KALLAX y BILLY, así como la más juvenil y ultraescalable EKET, perfecta también para los niños. De hecho, ellos son los otros grandes reyes del salón e imponen buenas dosis de color pero también espacio para poder guardar sus juguetes. Combinar sus gustos y mantener el orden no es una tarea complicada con las estanterías de cubos LIXHULT, en enérgicos tonos verde, azul, rojo o naranja para que el salón sea de verdad el verdadero centro de reunión y ocio de toda la familia.

Compartir

Contenido de Content Factory para IKEA. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.