?
ARMANI

¿A qué dicen Sí Carme Chaparro y Aloña Alonso?

Giorgio Armani y MujerHoy reúnen a la periodista y presentadora de Cuatro al Día y a la primera bailarina del Ballet Nacional de España para hablar de mujeres, retos y pasiones en Women Talks

Content Factory

Compartir

A qué dicen sí las mujeres? ¿Qué las une y cuáles son los retos que las motivan? ¿Con qué sueñan y por qué arriesgan? En España somos más de 23,7 millones de mujeres y 3,7 mil millones en todo el mundo. Y si algo está claro es que este arranque del siglo XXI es incontestablemente nuestro. Por eso, es el momento de derribar los arquetipos, los clichés y los silencios para hablar de nosotras, de nuestras ilusiones y anhelos, de nuestras motivaciones y pasiones. De explicar alto y claro a que decimos que sí.

La periodista, escritora y presentadora de Cuatro al Día, Carme Chaparro, y la primera bailarina del Ballet Nacional de España, Aloña Alonso, lo tienen claro. Giorgio Armani y MujerHoy las han reunido en sus Women Talks en torno a Sì Fiori, el perfume femenino de Armani que quiere invitar a las mujeres a declarar su verdadera personalidad . “Digo que sí a la alegría. Hay tan poca en la vida que cuando llegan esos momentos pequeños de alegría, aunque sean esos instantes que normalmente no valoras, hay que decirle que sí. Sí siempre a la alegría”, asegura sonriente Chaparro. “Sí a los retos, a la superación y a la ilusión por hacer cada cosa en mi vida”, agrega Alonso.

Carme Chaparro y Aloña Alonso tienen mucho en común. Referentes en sus profesiones, conscientes de la importancia de cultivar y mimar sus facetas laborales y personales porque no existe una sin la otra, amantes de unos trabajos vocacionales y optimistas, ambas ejemplifican a las mujeres arriesgadas, valientes y seguras de sí mismas. De hecho, Alonso afirma que animaría a otras mujeres a decir que sí siempre “a ser valientes y a enamorarse sin miedo, y no hablo de otra persona sino a enamorarse de una misma, de tus ilusiones y tus metas”. “¿Quien no arriesga no gana, no?”, reta Chaparro.

Ambas lo han hecho en sus carreras y en sus vidas. La presentadora asegura que tuvo muy claro desde pequeña a qué se quería dedicar. “Fue algo natural. Me gustaba mucho leer y que me contaran historias y pensé que yo también las quería contar. Como pensé que escribir era muy complicado, decidí contar historias de cosas que pasan de verdad. Eso es el periodismo”. De igual modo, destaca que llegar hasta donde está hoy “es una suma de estar en los sitios adecuados, trabajar mucho, estudiar mucho, ser muy perfeccionista y nutrirme de todas mis experiencias personales que hacen, sin duda, que mi trabajo como periodista y como escritora sean más rico y se complementen mejor”.

“Digo que sí a la alegría. Hay tan poca en la vida que cuando llegan esos momentos pequeños de alegría, aunque sean esos instantes que normalmente no valoras, hay que decirle que sí. Sí siempre a la alegría”

Chaparro destaca de este siglo XXI femenino que lo que más le enorgullece es “que las mujeres seamos capaces de crear redes para ayudarnos las unas a las otras, hacerlo sin miedo, sin complejos y hacerlo no solo para cuidar de los niños sino en el trabajo, tejiendo redes para crear ese tejido solidario femenino que nos ayude a progresar”. Confiesa, igualmente, que a sus 46 años todavía tiene muchas cosas de esa Carme que era de niña. Entre ellas, la pasión por su profesión y algunas dosis de inseguridad.

¿Un sueño por cumplir? “Ahora mismo estoy en un momento estupendo de mi vida: tengo dos niñas maravillosas, una pareja maravillosa, un trabajo fantástico en la tele, una carrera de escritora fantástica… ¿Qué más puedo pedir? Tengo todo lo que quiero”, asegura.

avanti
indietro

“El sí más arriesgado e inocente fue cuando dije que sí me quería ir con 14 años a una compañía privada de danza. Dije que sí con los ojos cerrados. No sabía lo que me iba a deparar ese sí en mi vida profesional ni en mi vida personal, pero mereció la pena”, cuenta Aloña Alonso sobre el momento en el que se marchó a la compañía de José Antonio y su carrera empezó a avanzar. Esos síes que como Sì Fiori son determinantes, valientes y arriesgados y que, sobre todo, definen la mujer que somos.

“Sí a los retos, a la superación y a la ilusión por hacer cada cosa en mi vida”

Por eso, Aloña afirma con humildad que su éxito no tiene ningún secreto sino que es producto del “paso a paso”. “Mi carrera ha sido a peldaños. Soy la primera bailarina del Ballet Nacional de España, pero nunca dejo de aprender. No creo que haya llegado a ninguna cima porque creo que el pasito a pasito es lo que me ha llevado a donde estoy hoy”. Quizás por eso una de las cosas que más valora es “el respeto y el cariño que siento de mis compañeros de profesión porque creo que en esta sociedad es imprescindible respetar y dar cariño y un sitio a cada uno”.

“La maternidad me ha enseñado a ser valiente, a dar importancia a las cosas que realmente las tienen y a querer y amar más allá de lo que jamás creía que era posible”

Cuenta con los ojos brillantes que es “una loca de la danza” desde pequeña. “Era una niña enamorada de la danza y creo que sigo siéndolo, y espero que nunca deje de estarlo porque la danza es mi vida”. Y su familia, claro. “La maternidad me ha enseñado a ser valiente, a dar importancia a las cosas que realmente las tienen, a querer y amar más allá de lo que jamás creía que era posible y he aprendido de los pequeños esa inocencia, ese poder de perdonar sin rencor y ese amor y esa pureza sencillos que cuando eres adulto se pierden”. Por eso, si algo tiene claro es que sueño es “ser una buena madre. Es difícil, pero me encantaría ser una buena madre”, confiesa emocionada.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Armani. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.