?
ORIS

Descubre la más pura expresión de la relojería mecánica suiza

Lo último de Oris, Big Crown ProPilot X Calibre 115, es una obra maestra contemporánea y un símbolo de la visión relojera de la compañía suiza independiente

Contenido desarrollado para

Marita Alonso

Compartir

Las tendencias indican que la clave para que una marca funcione en la actualidad es ahondar en sus archivos históricos, y eso es precisamente lo que ha hecho la compañía suiza Oris con su último lanzamiento, Big Crown ProPilot X Calibre 115. Se trata de un reloj emblemático que pone al descubierto las raíces históricas de la firma y que responde a la filosofía “Go your own way” de la marca, que se caracteriza por el espíritu de independencia, destreza y calidad, y que sigue defendiendo la creencia de Oris en la belleza, el refinamiento y la sostenibilidad.

Una de las cosas que hacen de este reloj un auténtico ‘must have’ radica en la saturación tecnológica en la que nos hallamos inmersos, pues si bien es cierto que los smartphones son los aliados perfectos para trabajar y para compartir historias e ideas, a su vez se convierten en yugos de esclavitud cuyo funcionamiento, en realidad, desconocemos por completo. ¿El resultado? Una incomodidad latente que encuentra en los relojes mecánicos la llave hacia un mundo más libre y comprensible en el que la conexión es tangible. Otra de las razones por las que este reloj se antoja irresistible es que frente a una realidad en la que el lujo cada vez se basa más en la exhibición indecorosa de exclusividad y pomposidad mediante la constante ostentación de logos y artificios, Big Crown ProPilot X Calibre 115 apuesta por un lujo casual que no es ni forzado ni desconsiderado.

Este lujo auténtico valora calidad, tiempo y espacio, carece de detalles superfluos, colores llamativos y complicaciones inútiles. Hoy, más que nunca, el valor “handmade” es incalculable y se aprecia más que nunca. ” La verdad es que, para Oris, el lujo es poder seguir tu propio camino. Por eso nuestro lema. En la práctica, significa que diseñamos relojes para personajes que se hacen preguntas y desean experimentar la vida y las culturas. Nuestros relojes se convierten en fieles compañeros de aventura de la vida. Dondequiera que vayas, tu Oris irá contigo” asegura Lukas Bühlmann, ingeniero senior de diseño de producto Oris. Big Crown ProPilot X Calibre 115 impone una versión contemporánea del lujo que encumbra el eterno valor de la bella artesanía de un reloj mecánico Swiss Made. Oris es una de las pocas empresas independientes de la industria relojera suiza y lucha por crear relojes de alto funcionamiento y calidad que resisten el paso del tiempo. Big Crown ProPilot Calibre 115 consigue el difícil reto de ser un reloj moderno sin ser un reloj de moda: un reloj contemporáneo que mantiene su excelencia con el paso del tiempo. Los clientes de Oris se esfuerzan por conseguir su propio camino siguiendo la filosofía “Go Your Own Way” de la marca, un lema que es una auténtica expresión de libertad.” El usuario se halla en fase de descubrimiento. Quiere tener acceso a un nivel de entendimiento. Es lo que define Go Your Own Way” explica Bühlmann. “Un reloj debe tener sentido y ofrecer complicaciones útiles, y la estética debe reflejar lo que hace. Pero no estar sujeto a normas que dependan de la forma o la función, pues siguiendo nuestra filosofía no puedes diseñar atado a una serie de reglas…” aclara el ingeniero.

Big Crown ProPilot X Calibre 115 apuesta por un lujo casual que no es ni forzado ni desconsiderado

Para dar forma a este reloj pensado para ser llevado en todo momento y que refleja la cultura contemporánea y el creciente deseo de vivir experiencias auténticas, el equipo creativo se inspiró en la cultura, la arquitectura, la aviación y la naturaleza del Waldenburg Valley que rodea Oris. Los relojeros Oris tomaron el espíritu del Calibre 110, un reloj de serie limitada con movimiento propio, reserva de marcha de 10 días, indicación de reserva de marcha no lineal patentada y pequeño segundero creado para celebrar su 110º aniversario, e idearon un movimiento completamente esqueleto para dar forma a Big Crown ProPilot X Calibre 115, que nace del deseo de conectar a las personas con el funcionamiento de las cosas, razón por la cual este reloj exhibe su funcionamiento.

Los relojeros Oris tomaron el espíritu del Calibre 110, un reloj de serie limitada con movimiento propio

Este es un reloj sin secretos, sin filtros, sin trampa ni cartón. El barrilete a las 12 horas es esqueleto, pudiéndose así observar el muelle real extendido. Al cargar el reloj, se ve cómo éste se ajusta hasta enrollarse por completo y quedar listo para ofrecer 10 días de energía ininterrumpida. “La verdad es que ha estado en mi cabeza durante años. El esqueletado es tan excitante. Puedes ver todos los detalles. Y puedes mostrar lo que puedes hacer. Pero, hasta ahora, no era el momento”, explica Beat Fischli, el jefe de operaciones de la compañía. “Es un gran logro. El reloj es una obra maestra, la perfecta sinergia entre diseño y tecnología. Previamente, teníamos un movimiento increíble, pero nadie podia ver realmente cómo funcionaba. Ahora sí. Se sabe que un palacio es hermoso por dentro, pero, hasta que no cruzas la puerta, no eres consciente de lo hermoso que es”, asegura Fischli. Este reloj inspirado en la naturaleza y en la cultura encaja en todos los momentos el día gracias a su alma lifestyle que le distingue de los modelos anteriores. La unión de diseño y tecnología posibilita que este modelo sea perfecto para cada momento del día.

avanti
indietro

Big Crown ProPilot X Calibre 115 en 12 claves

Es manual
Calibre 115 cuenta con reserva de marcha de 10 días, indicación de reserva de marcha no lineal y pequeño segundero.

El esqueletado
Es un proceso de vaciado de la esfera y ahuecado de las partes del movimiento para que se pueda observar el funcionamiento interno del reloj.

Movimiento
El movimiento fue concebido por los propios relojeros de Oris y diseñado para desvelar cómo funciona un reloj mecánico.


La caja
La caja del reloj de 44 mm es de titanio. Un material de alta tecnología ligero, resistente e hipoalergénico.
Sin cifras
No es un reloj de piloto convencional, ya que este es el primer Oris para pilotos sin cifras en la esfera.
Inspiración
El equipo creativo se inspiró en la cultura, la arquitectura, la aviación y la naturaleza del Waldenburg Valley.
Elaboración
Se precisaron dos años para desarrollar y entregar el reloj.
Marcha no lineal
La indicación de reserva de marcha no lineal, patentada por Oris, muestra la energía restante, con aún más precisión, a medida que se agota.
Reserva de marcha
La reserva de marcha de 240 horas está alimentada por un resorte en espiral en un solo barrilete de gran tamaño, visible a las 12 horas.
Cuerda restante
La reserva de marcha se observa a través de una indicación a las 3 horas, que muestra la energía restante a medida que se acerca el momento de dar cuerda al reloj
Brazalete
Su brazalete en titanio multipiezas integrado en la caja ha sido diseñado en exclusiva para el Big Crown ProPilot X Calibre 115. 
Go Your On Way
El Calibre 115 cumple con el lema “Go Your Own Way” de Oris. Una filosofía que sintetiza los valores fundamentales de la marca: el espíritu de independencia, destreza y calidad.

“Es un gran logro. El reloj es una obra maestra, la perfecta sinergia entre diseño y tecnología. Previamente, teníamos un movimiento increíble, pero nadie podía ver realmente cómo funcionaba. Ahora sí. Se sabe que un palacio es hermoso por dentro, pero, hasta que no cruzas la puerta, no eres consciente de lo hermoso que es”, concluye Beat Fischli, jefe de operaciones de la compañía. 

¿Estás preparado para seguir la filosofía de la marca y seguir tu propio camino?

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Oris. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.