?

con

#VALORES - CELLNEX

IoT e impresión 3D para luchar contra el coronavirus

Cellnex conecta respiradores y hospitales de campaña para apoyar al sistema sanitario

Ana García Novo

Compartir

Técnicas punteras como la impresión 3D o el internet de la cosas (IoT) están desempeñando un papel crucial en la lucha contra la Covid-19. Cellnex Telecom, el principal operador de infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas de Europa, ha colaborado en el desarrollo de un respirador de campaña fabricado en 3D y lo ha conectado al IoT para facilitar su monitorización a distancia.

Un enemigo desconocido, impredecible y capaz de sacudir los cimientos del mundo. Esto es a lo que nos enfrentamos desde hace algunas semanas. La pandemia de la COVID-19 ha puesto a prueba la capacidad de nuestro sistema sanitario, que se vio obligado incluso a desplegar hospitales de campaña para atender a los afectados.

A marchas forzadas, los ciudadanos nos hemos puesto al día en virología, gestión sanitaria, UCIs o equipos médicos para plantar cara a la enfermedad. Entre ellos, destacan especialmente los respiradores. Solo oír hablar de su escasez nos pone los pelos de punta porque nos hemos dado cuenta de su importancia durante esta crisis sanitaria. Esto es así porque unas de las complicaciones más graves de la COVID-19 es la insuficiencia respiratoria y la falta de aparatos de respiración mecánica ha sido uno de los desafíos más importantes que hubo que afrontar durante la emergencia sanitaria.

En esta situación de centros sanitarios provisionales y equipos limitados, la tecnología ha acudido a nuestro rescate. Técnicas punteras como la impresión 3D o el internet de la cosas (IoT) desempeñan un papel crucial. No solo para hacer frente al pico de la emergencia sanitaria, sino también para continuar plantando cara a un enemigo, el coronavirus, que parece dispuesto a quedarse con nosotros durante una temporada.

Cellnex ha colaborado en el desarrollo del respirador de campaña Leitat.

Impresión 3D para fabricar respiradores

La impresión 3D es otro de los conceptos con los que nos hemos familiarizado durante esta crisis sanitaria. Esta técnica permite fabricar objetos a través de impresoras 3D, que van colocando materiales en capas según un modelo digital. Se puede producir prácticamente cualquier cosa, desde injertos de piel a piezas de aviones, de manera descentralizada y barata. Esto quiere decir que, con los modelos y los materiales adecuados, también se pueden producir respiradores en un momento en el que escasean.

Unas manos impresas en 3D y mecanizadas mediante un motor permiten insuflar aire al paciente sin intervención humana

Así fue cómo surgió la producción del respirador de campaña Leitat 1, en colaboración público-privada, una iniciativa en la que Cellnex ha colaborado con la aportación de fondos y con sus soluciones de telecomunicaciones. Es una solución ingeniosa que aprovecha un mecanismo rudimentario para insuflar aire a los pacientes: el ambú mecanizado, un globo de aire que se acciona con el ejercicio de las manos. Se trataba de sustituir la intervención humana y conectarlo a un tubo endotraqueal para intubar al paciente y ventilar mecánicamente. Se hizo mediante manos impresas en 3D, mecanizadas mediante un motor y que se pueden regular perfectamente para controlar los parámetros de ventilación.

Las impresoras 3D industriales de la incubadora del Consorci de la Zona Franca de Barcelona se encargaron de producir los equipos y dieron así una oportunidad a enfermos que necesitaban ventilación mecánica en un momento en el que no había disponibles suficientes máquinas ni personal para atenderlos. Bajo el encargo de Catsalut y utilizando al centro tecnológico Leitat como núcleo central para atraer las empresas, tecnologías y soluciones necesarias, en menos de una semana los promotores presentaron un prototipo de este respirador de emergencia. Fue homologado por la Agencia Española del Medicamento dentro de un estudio clínico que parece demostrar su seguridad y eficacia.

Se trata de una solución con un coste de fabricación inicial de 5.000 euros que podría bajar sustancialmente si se escalara para una gran producción. Se han fabricado ya 100 unidades completamente funcionales de estos respiradores, repartidas por distintos hospitales de Cataluña y está prevista la fabricación de, al menos, otras 400 más. Ahora que las cifras de infecciones y pacientes graves parecen haber disminuido, el respirador permite también a los hospitales devolver ventiladores a las zonas de cirugía y anestesia a las que pertenecían y que permanecían paralizadas por la emergencia sanitaria.

Internet de las cosas, un paso más allá

El proyecto no se ha paralizado con el descenso en el número de pacientes hospitalizados. Al contrario: sigue adelante para dar respuesta inmediata a futuros rebrotes e incluso para poderlo exportar a otros países que lo necesiten. En este contexto, se busca la manera no solo de contar con el respirador, sino de conectarlo para leer en tiempo real los datos que genera sobre cada paciente y poder así analizarlos de manera segura y eficiente.

“En los hospitales convencionales, los respiradores comerciales ya están conectados de forma que cualquier incidencia llega inmediatamente al centro de enfermería, pero este tipo de respiradores pensados para hospitales de campaña no disponen de las tecnologías y comunicaciones tan desarrolladas, así que nuestro objetivo era buscar la fórmula de facilitar ese trabajo”, explica Juanjo González Bermejo, Head of IoT & Smart Corporate Business Line de Cellnex.

El internet de las cosas es la solución que permitirá realizar esa lectura en tiempo real de los datos en el respirador de Leitat. Esta tecnología facilita la comunicación entre objetos que hará posible que los médicos no tengan que acercarse al respirador para comprobar su funcionamiento o interactuar mediante alarmas de sonido. La solución que propone Cellnex conecta el respirador y envía su información al instante a una plataforma de gestión de datos, que trata y visualiza después mediante una aplicación accesible desde cualquier lugar o dispositivo. Una red wifi se encarga de enlazar los respiradores con el servidor.

“Para nosotros es muy interesante la aportación de Cellnex porque la conexión centralizada nos aportará mucho valor en tres sentidos”, argumenta el doctor Esteve Trias, coordinador de la Unidad de Terapias Avanzadas del Hospital Clínic de Barcelona. “El fabricante y el promotor pueden conocer permanentemente el funcionamiento de la máquina al instante. En la parte clínica, permitiría un control centralizado y algo tan fundamental para nosotros como un control parametrizado de los pacientes. En tercer lugar, si este sistema de Big Data fuera capaz de vincular la información que me da el ventilador con la información clínica del paciente, podría demostrar a largo plazo las equivalencias y las frecuencias”.

Todos estos desarrollos requieren un esfuerzo importante por parte de las distintas instituciones implicadas. Tienen que dar lo mejor de sí mismas y hacerlo en un tiempo récord. Los avances tecnológicos desarrollados en los últimos años son una herramienta esencial para conseguirlo, pero son el ingenio de las personas y la colaboración las que permiten que resulten realmente útiles cuando más se los necesita.

Hospitales de campaña conectados

El despliegue de instalaciones provisionales para acoger a personas sin hogar y de hospitales de campaña ha sido otra realidad con la que nos hemos familiarizado durante estas semanas de crisis sanitaria. El acondicionamiento de recintos feriales como IFEMA en Madrid o Fira de Barcelona para acoger pacientes y personas vulnerables requiere tener en cuenta multitud de factores. Entre ellos, el confort ambiental de las instalaciones.

En este sentido, Cellnex proporcionó un sistema de sensorización inteligente a las instalaciones desplegadas en IFEMA y Fira de Barcelona. Mediante una red de IoT, se estableció un sistema que permitía controlar y regular automáticamente aspectos como la temperatura o la calidad del aire en las instalaciones. Los cientos de personas acogidas en estas instalaciones pudieron disfrutar de una mayor comodidad y un acondicionamiento adecuado gracias a esta solución.

responsabilidad / compromiso / empresas

VALORES

Estas semanas, todo el país se ha unido con el mismo propósito: salir de esta, juntos.

En este proyecto queremos contar las historias de todas esas compañías que han dado un paso al frente y se han situado junto a la sociedad: que han abierto su tecnología, han intensificado sus turnos o creado servicios para ayudar a pymes y autónomos…

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con Cellnex. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.