?

Contenido desarrollado para

VELUX

Claves para adaptar nuestros hogares a los nuevos tiempos

Mejora tu calidad de vida garantizando la luz y ventilación suficiente para tu vivienda. Pasamos casi el 90% del tiempo en interiores, repensar los espacios vitales es prioritario

Ana López Varela

Compartir

La pandemia ha variado nuestras rutinas. El confinamiento, tan necesario para frenar los avances del COVID-19, nos ha impuesto muchas cosas pero también nos ha enseñado a valorar otras. Haber pasado tanto tiempo en casa nos ha hecho conectar de nuevo con nuestro hogar, descubriendo la necesidad de convertirlo en un lugar más cómodo, más luminoso y, en definitiva, más saludable. Porque nunca antes tener un balcón o un buen ventanal al exterior nos había parecido tan importante. Pero lo cierto es que lo es: la luz natural es una garantía para mantenernos sanos.

Teniendo en cuenta que, ya antes de la ‘nueva normalidad’, pasamos casi el 90% del tiempo en interiores, repensar los espacios vitales parece prioritario. Diferentes estudios han demostrado que la falta de luz natural puede generar desórdenes físicos o mentales. Los expertos calculan que el 15% de la población mundial sufre distintos niveles de trastorno afectivo estacional (conocido por las siglas TAE). Por su parte, la carencia de vitamina D se ha vinculado a problemas de cansancio y fatiga y a un aumento de la vulnerabilidad ante las enfermedades. La evidencia científica demuestra que la luz influye en el estado de ánimo de las personas. Los rayos solares nos recargan de energía y gracias a ellos nos sentimos activos, creativos y contentos, mientras que la luz artificial puede trastocar nuestro reloj corporal dificultando la concentración e incluso provocar dolores de cabeza o un aumento de la presión arterial.

La carencia de vitamina D se ha vinculado a problemas de cansancio y fatiga y a un aumento de la vulnerabilidad ante las enfermedades

Una adecuada ventilación debería ser el otro puntal para convertir nuestra casa en un lugar saludable. Aunque pueda resultar raro, el aire estancado que se concentra en el interior de la vivienda o el lugar de trabajo puede estar mucho más contaminado que el del exterior. De hecho, puede estar hasta cinco veces más contaminado debido al exceso de CO2 hasta partículas de alimentos al cocinar, el pelo de las mascotas o la humedad de baños, duchas y lavadoras… Los estudios también han descubierto que las habitaciones de los más pequeños de la casa suelen ser las más contaminadas de una casa. El 45% de todas las habitaciones de niños tienen niveles de CO2 mucho más altos debido a una ventilación insuficiente.

En la actualidad, 84 millones de europeos viven en edificios con tanta humedad y moho que son una amenaza potencial para el bienestar físico. El resultado es un aire en interiores de mala calidad que puede provocar un amplio abanico de enfermedades, desde dolores de cabeza a picor de ojos, alergias o asma.

En VELUX son expertos en crear entornos habitables aprovechando al máximo la luz natural y ventilación a través de la cubierta, asegurando un clima interior saludable y sostenible y ganando en eficiencia energética, revalorizando así la vivienda

Hay muchas formas de mejorar el aire y la luz natural en tu hogar. Algunas son rápidas y fáciles como intentar no secar la ropa en el interior de la vivienda; evitar los productos químicos para la limpieza; ventilar la casa tres o cuatro veces al día durante 10 minutos con más de una ventana abierta; eliminar alfombras que acaban siendo el paraíso de ácaros y bacterias; o elegir pinturas de colores claros ya que reflejarán mejor la luz. Otras medidas, sin embargo, requieren más tiempo pero proporcionan importantes mejoras a largo plazo. En VELUX llevan más de 75 años trabajando en esta línea. Son expertos en crear mejores entornos habitables aprovechando al máximo la luz natural y ventilación a través de la cubierta, asegurando un clima interior saludable y sostenible, para el trabajo y el aprendizaje, para el ocio y disfrute. Además de los beneficios para la salud, con estas medidas también se gana en eficiencia energética, revalorizando así la vivienda.

Las ventanas de tejado VELUX Integra, son un buen ejemplo. Gracias a su mando a distancia se puede graduar la luz natural y el calor con las cortinas interiores y persianas exteriores, ayudándote a maximizar el confort interior. Una ventana de tejado VELUX proporciona el doble de luz natural que una ventana de fachada. Además, dichas ventanas tienen una manilla superior que permite ventilar sin que la ventana esté abierta. Las VELUX ACTIVE regulan el clima interior para garantizar una temperatura y una calidad de aire agradables en la habitación. Con ellas, la familia ya no tiene que preocuparse de ventilar el piso manualmente. La solución de hogar inteligente se ocupa de todo y le mantiene fresco para que pueda concentrarse en otras cosas. En la web de la marca se puede localizar a un instalador con experiencia cerca de tu hogar y recibir presupuesto gratuitamente y sin compromiso.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Content Factory, la unidad de contenidos de marca de Vocento, con VELUX. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.