?

IKEA

Cinco trucos para convertir el salón en un templo del relax

El placer de no hacer nada, ver una serie o charlar en el sofá. El salón es nuestro centro de desconexión predilecto. Así puedes hacerlo más tuyo

Content Factory

Compartir

Te vas de viaje, pero estás deseando llegar a casa…  y a tu sofá. Vuelves del trabajo y desconectas en el salón leyendo o viendo una serie porque, como dijo Kant, “el mayor goce es el descanso después del trabajo”. Volver a casa y sentirse cómodo es uno de los pequeños grandes placeres de la vida. Desconectar, relajarse, no tener obligaciones, no hacer nada o, en definitiva, el tiempo libre es lo que nos define. Si hay un lugar de la casa donde cultivemos más y mejor el relax ese es el salón. No solo es la estancia más importante de cualquier hogar sino que, además, atesora la personalidad de los miembros de la familia, el es epicentro de reuniones y celebraciones, ya sean improvisadas u organizadas, el espacio de juego y la zona de desconexión de la cotidianidad.

El salón no solo es la mayor estancia de la casa y en la que pasamos más tiempo, como afirma el estudio Dime cómo es tu salón y te diré quién eres. La vida en los salones españoles, sino la más importante. Así lo señala el 58% de los encuestados por el alto nivel de uso y de actividades que desarrollamos en él. Algo que ha cambiado la concepción de lo que debe ser un salón: una estancia que refleje nuestra personalidad y sea tan versátil como usos le damos, o lo que hoy se conoce como salón líquido. Y si hay una actividad predominante en el salón de cualquiera esa es el relax. Para que sea más cómodo, confortable y tuyo aún, apunta estos cinco pasos porque, como decía Dorothy en El Mago de Oz, “se está mejor en casa que en ningún sitio”.

PH150078

El sofá, el rey de la casa

Lo primero es tener un buen centro de operaciones, es decir, el sofá perfecto. Ese que te atrapa cuando es necesario, que te abraza en una siesta y es comodísimo para ver una peli, cenar o recibir a unos cuantos amigos. Firmas como IKEA cuentan con un amplio catálogo de sofás que reúnen todas estas características y que, además de modernos y funcionales, se convertirán en ese lugar de la casa tan tuyo e íntimo que no querrás abandonar jamás. Una buena opción son modelos con almacenaje y modulares como KIVIK VIMLE, que se pueden combinar para adaptarse a tu espacio y forma de descansar, o los nuevos KUNGSHAMN y DELAKTIG, dos sofás versátiles y 100% adaptables cuyos módulos se ensamblan de forma independiente y que incluso permiten, en el último caso, cambiar de sitio respaldos y reposabrazos para adaptarlo a tu estado de ánimo y descanso. GRÖNLID es otro sofá flexible, súper confortable y de generoso tamaño perfecto para reunir a toda la familia sin que nadie esté incómodo y la serie FÄRLÖV es el mejor ejemplo de esa máxima que dice que “menos es más” y busca sacar el máximo partido al espacio para que no tengas que renunciar jamás a la comodidad.

Dale color

El color imprime tu forma de ser a tu salón. Lo hace cálido, confortable, enérgico, original, tropical… Hay tantas opciones como casas. Personalizarlo es fácil sabiendo aplicar unas notas de luz y color a través de plantas, que animan la estancia, y cortinas como BIRTINE, que están hechas de ramio y permiten que la luz se filtre de forma tenue sin perder intimidad. Otro truco es jugar con las tonalidades de las fundas del sofá y los cojines. Además de renovar de vez en cuando el estilo del salón, lo sentirás mucho más tuyo y moderno y te ayudará a generar un ambiente cálido más propicio para que tu salón sea 100% un templo de relax. Por ejemplo, los grises combinados con el actual mostaza o el verde esmeralda convierten el salón en una estancia acogedora y apacible mientras que los azules, los beiges y ocres propician un ambiente fresco y relajado, al igual que los azulados, verdosos, rosados y los colores piedra, que además aportan luz.

Fundas de cojín como las de los modelos DAGGRUTA, OTTILSANELA y las nuevas GURLI cambiarán con un simple toque el aspecto de la estancia por completo y fomentarán esa sensación de bienestar. Renovar los sofás también es una gran idea y se puede hacer de forma económica cambiando las fundas. La serie KIVIK tiene opciones en tonos tan confortables como beige y que, además, son fáciles de limpiar en la lavadora. También podrás encontrar tonos tan de esta temporada como amarillo o verde en la serie VIMLE y otros más todoterreno y relajantes como los terrosos del modelo GRÖNLID. Juega con ellos y cambia por completo tu salón. Otra idea es combinar el sofá con una una vitrina esquinera tan moderna como la FABRIKÖR con su nuevo color azul o con el verde de serie LIATORP.

avanti
indietro

Pisar y gozar

De rafia, rayas, estampadas, que peguen o contrasten. Las alfombras son otros de los objetos más lucidos para darle personalidad a un salón. Puedes optar por opciones artesanales y resistentes a la suciedad como las de la línea STOCKHOLM, que al ser de 100% pura lana virgen es perfecta para aprovechar al máximo esa sensación placentera que es caminar descalzo. También te olvidarás de los zapatos cuando camines sobre las gruesas y mullidas VINDUM, una modelo perfecto para pasar tiempo en ellas jugando, sentarse cuando aparecen invitados sorpresa o simplemente dejarse llevar cualquier día porque gracias a su pelo largo y denso proporciona una superficie suave y blanda ideal para los pies.

Detalles de calidad que hablan de ti

Hablamos de esos pequeños detalles que son los que más hablan de nosotros. El cuadro sobre el sofá, la planta junto a la ventana y metida en una cesta de mimbre, el marco para fotos o ese recuerdo importante. Todos esos objetos son los que gritan que ese salón es tuyo, tan personal y único como tú y los que le convierten en el epicentro de tu relax.

Los reposapiés son uno de esos detalles de calidad útiles y que imprimen estilo a tu casa. El nuevo modelo SANDARED hace las veces de reporsapiés para esos momentos de descanso y soledad, otras de asiento extra para los invitados e incluso sirve como mesa auxiliar gracias a su funda antideslizante. También puedes combinarlos, o apilarlos si no te sobra el espacio, ya que está disponible en tres medidas y tres tonos (beige, gris y azul oscuro), pero sobre todo le podrás sacar muchísimo partido en tu día a día cuando cojas un libro o te pongas una serie. Será el compañero perfecto para desconectar.

100% a tu medida

Transformable y adaptado a tus necesidades. Así es el salón perfecto. En una época en la que los pisos urbanos tienen menos metros cuadrados e integramos la vida social y personal en casa, el salón tiene que estar pensado para ser flexible y resolutivo sin perder un ápice de comodidad. Un salón versátil y, especialmente, confortable. Y en esto, el almacenaje lo es todo. Además de optar por sofás con almacenaje, son muy útiles sistemas adaptables, sencillos y con variedad de colores como BESTA o dos clásicos modernos que decoran y ayudan a ordenar aprovechando el espacio como son las series KALLAX y BILLY. Esta última además con una nueva vitrina en dark red. Si quieres añadir personalidad y color, te recomendamos las estanterías de cubos LIXHULT, en enérgicos tonos verde, azul, rojo, rosa o naranja con la que el salón se convierte, de verdad, tu epicentro del disfrute y el relax.

Compartir

Contenido de Content Factory para IKEA. En su elaboración no ha intervenido la redacción de este medio.