Beyoncé vuelve a estar de moda o, mejor dicho, en el candelero. Parece que la diva del pop no quiere ser mera comparsa de las Rihanna, Lady GaGa o Katy Perry y ultima una vuelta por todo lo alto a lo más alto de la escena musical.


Y claro, para ello hay que promocionarse un poco. Sorprende que después de tanto tiempo sin tener noticias de Beyoncé, la última semana ha sido poco menos que frenética.

Hace sólo una semana 'alguien' filtraba su nuevo tema a YouTube... Lo más curioso es que nadie se ha encargado de quitarlo, por lo que más que filtración lo podríamos llamar adelanto. 

Pero ahí no queda la cosa, porque Beyoncé se ha cuidado de promocionar su viaje a París esta Semana Santa. La diva ha acudido con su marido, el rapero Jay-Z, y no ha parado de salir en las fotos. Un día en Disneyworld, otro paseando...

POSADO PARA HARPER'S BAZAAR

Y es que lejos de ser una visita de placer (que también), Beyoncé ha aprovechado estos días en París para hacer un posado de lo más sexy para la revista 'Harper's Bazaar'.

La artista fue 'pillada' (es un decir) en uno de los balcones del Hotel Ritz de París posando para la publicación con un sexy conjunto de Gucci. Muy rubia y con un maquillaje negro que resaltaba sus ojos, Beyoncé vuelve a la primera plana.

Después aprovechaba para dar un paseo con Jay-Z por las calles de París... Perseguidos de nuevo por los fotógrafos. 

Además, estos días se especulaba con que Beyoncé fuese el plato fuerte de la boda real de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton este viernes 29 de abril.

Sin embargo, su representante se ha encargado de desmentirlo en el programa estadounidense 'Entertainment Tonight'. A pesar de lo 'fans' que son Kate y Guillermo de Beyoncé tendrán que escuchar su música desde un altavoz y no en directo...

Aunque lo que sí que está buscando Beyoncé es una colaboración con Rihanna. Una colaboración que, de producirse, sería un número uno automático, o eso nos tememos.