Aunque Carmen Morales y Luis Guerra habían contraído matrimonio civil en el Ayuntamiento de San Joan el día anterior, fue el 30 de abril cuando decidieron celebrar su enlace junto a sus familiares y amigos más cercanos.

En una ceremonia oficiada al aire libre, los novios estuvieron acompañados de los suyos en el evento que, además, ha servido para volver a unir a la familia Morales. 

Los novios decidieron compartir su felicidad con los medios que acudieron a Ibiza a cubrir el enlace, y posaron exultantes y muy enamorados para los fotógrafos: besos, brindis, y una sonrisa perenne en el rostro de los dos.

Además, según informa el Diario de Ibiza en su edición online, los novios aseguraron que "estamos muy contentos y muy nerviosos. Ha sido mejor que cualquier sueño" y, mostrando su alianza, Carmen desveló que "ha habido momentos muy emotivos y hemos llorado".

La novia eligió para el enlace un sencillo modelo de Rosa Clará en blanco roto, con escote palabra de honor y falda con volumen.