Pedro J. Ramirez fue homenajeado en el Teatro Reina Victoria gracias al empresario Enrique Cornejo, que organizó una cena en su honor a la que no quisieron faltar algunos rostros conocidos del mundo de la cultura. 

Alain Cornejo, hijo del organizador de la cena, acudió del brazo de su recién estrenada novia, Chenoa, muy guapa con un vestido color melocotón. 

Además de la feliz pareja, también se dejaron ver la vedette Norma Duval, el torero Cayetano Rivera, la bailarina Aida Gómez, y la escritora Carmen Posadas.