Celebrities

Entrevistamos a Boris Becker a su paso por España

No es un hombre común. Su altura, sus 49 'singles' –entre los que se incluyen tres Wimbledon- y su medalla de Oro en los juegos olímpicos de Barcelona en 1992 así lo atestiguan. Esta semana pasó por nuestro país para ejercer como embajador de la firma Mercedes durante el Mutua Madrid Open de tenis y tuvimos oportunidad de comprobar que este alemán, afincado en Londres y amante de los veranos en tierras baleares, no es una persona al uso. 

Apartado ahora de la cancha –decidió retirarse en 1999- después de 17 años de exitosa carrera, nos recibe con una sonrisa y mucha amabilidad. Tiene poco tiempo, ya que va a estar en nuestro país poco más de 24 horas. En nuestra charla con el jugador alemán hace uno repaso por alguno de los momentos más importantes de su vida como fue coronarse campeón olímpico.

También nos contó dónde se guardan sus trofeos y se mojó y se atrevió a elegir entre Nadal y Djokovic. Además, nos da su opinión sobre la polémica que ha puesto a la madrileña Caja Mágica en el ojo del huracán por poner pistas de tierra batida de color azul. 

En un plano más personal, nos contó algunos detalles sobre su familia, charlamos sobre si alguno de sus hijos seguirá sus pasos algún día, sus aficiones y cómo comenzó su carrera con una raqueta en las manos. El que fuera número 1 del tenis mundial en 1991 nos abre durante un rato una puerta a su forma de ver las cosas, unas valoraciones que hemos extractado en este vídeo.