Celebrities

Este papel no... este tampoco... ni este

Este papel no... este tampoco... ni este

Dicen que George Raft ocupó un lugar estelar en el Hollywood dorado gracias al dinero de Al Capone. Si es cierto, podría ayudar a explicar que, junto a Cagney y Bogart, fuera el otro gran capo del cine del hampa en blanco y negro. Hasta que entendió que el trabajo era una molestia que debía evitarse en lo posible. Eso le llevó a rechazar diversos papeles protagonistas por ser demasiado exigentes: ‘El último refugio’ (1941, película que lanzó al estrellato a Bogart), ‘El halcón maltés’ (1941), ‘Perdición’ (1944) o ‘Casablanca’ (tras estrenarse en 1942, comentó que el personaje de Rick “no era adecuado para mí”). Su interés en ahorrarse esfuerzos quizá también tuviera que ver con que no aprendiera a leer ni a escribir. Los guiones se los recitaba una secretaria. Foto: Gtres.