Lejos de la imagen de "novia de América" a la que nos tiene acostumbrados, Jennifer Aniston se muestra muy picante y sexy en las escenas que se han filtrado de su última película, "Horrible Bosses".

En los fotogramas, Jennifer Aniston aparece en ropa interior mientras, con gestos muy sensuales, se come un plátano, un helado o una salchicha en actitud provocativa, algo que dista mucho de esa "nuera perfecta" que muchas madres podrían ver en ella.

Además, Jennifer Aniston muestra un nuevo look, con el pelo algo más oscuro y, aunque no abandona su larga melena lisa, sí la luce con flequillo recto.

¿Ha nacido una nueva Jennifer Aniston?